Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Harry y Meghan
Harry y Meghan
Foto tomada de Instagram

Los duques de Sussex, el Príncipe Harry y su esposa Meghan, dejaron a muchos boquiabiertos cuando el pasado jueves durante un evento de Polo, se besaron en público.  

La sorpresa para muchos surge porque, una de las reglas de la realeza inglesa indica que sus integrantes no pueden manifestar gestos de cariño con sus parejas delante de los demás, y menos delante de las cámaras, sin embargo, Meghan y Harry al parecer no les hacen mucho caso a dicha norma.  

Harry participó en un juego de Polo con la intensión de recaudar fondos para su organización benéfica que cuida de niños, niñas y adolescentes en Lesotho y Botswana que han sido diagnosticados con VIH, SIDA o a los que han perdido a sus padres por esa enfermedad.  

El equipo del Príncipe resultó ser el ganador del encuentro, por lo que la organización decidió que su esposa, Meghan, entregara el trofeo a los vencedores.  

La duquesa se dirigió hasta los triunfadores y le entregó el reconocimiento al compañero de Harry, y lo felicitó con dos besos en sus mejillas. Pero el momento más tierno y controversial llegó cuando Markle se dirigió a su esposo, y este no pudo contener las ganas de plantarle un beso en los labios.  

El protocolo real indica que las parejas cuando están en público están representando a la Reina, por lo que deben hacerlo con seriedad. Esta es una de las principales razones por las que los duques de Cambridge, el Príncipe Williams y su esposa Kate Middleton jamás se toman de la mano.   

¿Será que la reina Isabel les haló las orejas a los recién casados?  

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.