Cargando contenido

Sus palabras llegan después del fallecimiento de Daniel Sais, extecladista de Soda Stereo.

Benito Cerati
Foto: Captura de pantalla

Benito Cerati, hijo mayor del legendario músico argentino Gustavo Cerati, confesó cómo fueron los últimos momentos en compañía de su padre, quien falleció en 2014 luego de pasar cuatro años en estado de coma. 

Por medio de sus redes sociales, Benito hizo una que otra confesión sobre lo último que le dijo su padre antes de salir de gira y cómo ha pasado estos años sin su presencia, "decir esto me cuesta mucho. No lo digo en entrevistas ni al aire ni en nada porque es inevitable llorar". 

Las declaraciones del también cantante llegaron justo después de que hiciera una publicación sobre la muerte de Daniel Sais, extecladista de Soda Stereo.

"Con mucho dolor nos enteramos del fallecimiento de Daniel Sais, tecladista de Soda Stereo entre 1987 y 1989. Enviamos nuestras más profundas y sinceras condolencias a su familia. Att, la familia Cerati". 

Posteriormente, Benito inició una serie de 'tuits' señalando la falta que le hace su padre, sin embargo "después me acuerdo que ya me diste todo (...) Es muy difícil hacer cualquier cosa por primera vez después de la partida de alguien". 

Cerati, de 24 años de edad, también confesó que fue lo último que le dijo su padre antes de salir de gira. "Me acuerdo que lo último que me dijo mi viejo fue - No nos vamos a ver por un largo tiempo muchacho. Cuídate - Entonces se fue de gira por el universo (...) Recuerdo quedarme pensando: pero es muy común que se vaya de viaje por un mes, no entiendo por qué tanto énfasis en el tiempo. Lo bueno es que él estaba seguro de que nos íbamos a volver a ver después de ese largo tiempo. Yo también lo estoy". 

El músico partió de este mundo a la temprana edad de 55 años, dejando un enorme vacío en la industria de la música, en sus seguidores y por supuesto en su familia. Tanto las canciones que hizo con Soda Stereo como las que lanzó en solitario han dejado huella en miles de corazones que vibran al unísono con temas como 'Prófugos', 'Entre caníbales', 'De música Ligera', 'Lago en el cielo', 'Crimen', 'Adiós', entre muchas otras. 

El 15 de mayo de 2010 fue su último concierto, el cual ofreció en Caracas, Venezuela. Una vez finalizado el show se fue de fiesta a un club, sitio en el que sufrió un infarto cerebral. Fue trasladado de inmediato a un centro hospitalario, un par de días después se supo que realmente había sufrido un accidente cerebrovascular que lo llevó a un estado de coma. 

Durante los cuatro años que estuvo en coma, Benito y su familia sufrieron lo que no está escrito. "Fue ver a mi padre morir todos los días. Fueron cuatro años donde mi vida estuvo estancada, no había progreso, solo deterioro físico y mental para la familia. Hoy, recién en estos momentos estamos empezando a salir adelante (...) La ultima vez que pude visitarlo en el hospital fue para decirle que mi disco había sido nominado a los Gardel. Hizo un movimiento semejante al que hacemos cuando nos da un “chucho de frío”, y apretó los dedos. El día que yo debía ir a los Gardel fue cuando falleció". 

Benito también resaltó que durante este último tiempo batalló contra la depresión y la ansiedad, también salió del clóset. Sin embargo, hoy por hoy "estoy feliz. Las cosas están saliendo increíblemente bien. Es justamente mi progreso lo que me hace melancólico. Nunca esta mal recordar lo fuerte que sos, las que tuviste que pasar para valorar aún más estar donde estás ahora. Agradezco todo, en el fondo". 

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido