Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

gdespejo
Jairo Ordóñez: actor más feo de televisión colombiana, qué pasó con él
El actor Jairo Ordóñez, aunque es considerado uno de los más feo de la televisión colombiana, es uno de los más exitoso.
Tomada de www.instagram.com/jairo.ordonezh/

No se necesita ser un galán para triunfar y ser exitoso en alguna producción artística. Prueba de ello es Jairo Ordóñez, el más feo de la televisión colombiana que ha triunfado y es hasta un ícono y referente en la actuación

Jairo Ordóñez se ha convertido en un ejemplo de lo que es interpretar algún personaje para despertar sentimientos de todo tipo entre los televidentes

Ahora bien, se habla de Jairo Ordóñez como el más feo de la televisión colombiana porque el 90 % de sus personajes han sido como antagónico, donde en cada uno ha tenido características muy diferentes.  

Pese a que los malos se asemejan bastante, lo cierto es que el actor ha sabido tener en cada uno cosas radicalmente distintas. 

Jairo Ordóñez, la historia del actor más feo de la televisión colombiana

Aparte de ser reconocido como uno de los mejores actores, en el caso de Jairo Ordóñez se le recuerda mucho por las facciones de su rostro

Y es que él mismo ha reconocido que su cara sirve para interpretar papeles de malo o de bobo. De hecho, esa misma condición de no ser bonito lo ha llevado a explorar muchos sentimientos.  

Aunque se ha presentado para hacer papales de ‘mejor amigo’ del protagonista de una producción, por su rostro no es tenido en cuenta. 

Jairo Ordóñez, puro talento y no una cara bonita

Para Jairo Ordoñez, quien sus amigos lo llaman el ‘Redelgado’, no ha sido fácil abrirse camino en el mundo artístico. Debutó en Décimo Grado, una serie de colegio que se hizo famosa en los años 80 y en la que el actor estuvo cuando apenas tenía 14 años.  

Jairo Ordóñez –contrario a sus papeles– siempre ha sido una persona de bien. Su mamá le inculcó principios éticos y morales que han sido siempre su guía en la vida persona y artística. 

Sin embargo, la actuación también lo llevó a apartarse de malos pasos. Fue librado de convertirse en un maleante, luego de haber crecido en el barrio Eduardo Santos, pleno centro de Bogotá, donde creció y varios de sus amigos se convirtieron en delincuentes antes de la mayoría de edad. 

De su carrera, Jairo Ordóñez ha destacado al director Santiago García, del teatro del grupo La Candelaria, quien le enseñó a conocerse. “Cuando era niño me sentaba a llorar por feo y orejón. Nunca se lo conté a nadie, era algo que veía solo”, dijo. 

Ahora, en medio de tantos triunfos, su mensaje es de positivismo y actitud porque -según él- para triunfar en la vida y en el mundo del entretenimiento no se necesita tener el cuerpo marcado, buen busto o buenos glúteos, tampoco hay que ser rubio y de ojos claros. Jair insiste en que lo que se necesita es ser profesional y único. 

Sin embargo, para Jairo Ordóñez la vida no ha sido todo color de rosa. Justamente, en desarrollo de la grabación de una producción, su mamá murió.  

En medio de una pausa de las grabaciones, el actor llamó a su madre. Le dijo que le aguardara por unos días que llegaría para cuidarla y hasta prepararle algo rico de comer.  

Tan solo una hora después de ese diálogo con ella me avisaron que había muerto”, narró Jairo, algo que le puso muy mal. 

Jairo Ordóñez, de 47 años (22 de septiembre 22 de 1974), demuestra que no se necesita ser una cara bonita para ser exitoso. 

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.