Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Jessica Simpson y una impactante foto de su embarazo
AFP

Aunque pareciera que celebridades mundiales como Jessica Simpson viven en una bola de cristal y no tienen mucho de qué quejarse, lo cierto es que no. Son tan humanos como cualquier otro, y en este caso, la cantante de 39 años de edad ha atravesado oscuros capítulos en su vida como un abuso sexual en su infancia y su adicción a los fármacos y el alcohol. 

En su libro de memorias 'Open Book', que saldrá a la venta en febrero y del cual la revista People consiguió algunos fragmentos, Simpson confesó que haber sido víctima de abuso sexual cuando tenía seis años de edad. "Compartí la cama con la hija de un amigo de la familia... Todo comenzó con cosquillas en la espalda y luego entró en cosas que eran extremadamente incómodas".

Lea también: Demi Moore revela que fue prostituida por su madre cuando tenía 15 años

Jessica Simpson - These Boots Are Made for Walkin'

Lea también: Jessica Simpson - These Boots Are Made for Walkin'

En ese momento la intérprete de ' I Wanna Love You Forever' no le dijo nada a sus padres, aunque estuvo tentada. Fue seis años después, cuando tuvo doce años, que decidió sincerarse con su familia. "Nunca más nos quedamos en casa de los amigos de mis padres, pero tampoco hablamos de lo que había dicho".

Años más tarde Jessica Simpson se convertiría en una estrella de la música, sin embargo, el trauma que le había dejado una profunda huella emocional, las presiones del trabajo, entre otras cosas, la encaminaron a un laberinto de alcohol y fármacos del que decidió salir en 2017, al sentir que se estaba llegando demasiado lejos. 

"Tengo que parar. Algo tiene que parar. Y si es el alcohol lo que está haciendo esto y empeorando las cosas, entonces lo dejo". Desde entonces la cantante está sobria. 

 

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.