Cargando contenido

La empresaria describió los olores de sus familiares.

Kim kardashian y Kanye West
Foto: TIMOTHY A. CLARY / AFP

La familia Kardashian sin duda es una de las más mediáticas y polémicas, si se quiere. Cada uno de sus miembros es en mayor o en menor medida irreverente y extravagante, ya sea por su forma de vestir, de exponerse en redes sociales o de expresar sus opiniones. Una de las hermanas más mediáticas de este clan es Kim Kardashian, y es precisamente ella quien recientemente sorprendió con una declaración. 

En medio de una presentación para promocionar su más reciente línea de perfumes KKW Body Fragance, la empresaria fue interrogada por la revista The Cut sobre los olores de su casa, su familia y por un lado más surrealista, le preguntaron por los olores de sentimientos como el amor, la alegría y la amistad. 

Lea también: Kim Kardashian hace una inesperada confesión sobre su vida sexual

La socialité respondió entonces que para ella "la felicidad huele a gardenias, el amor a rosas, la amistad a palomitas de maíz y la angustia a alcohol. Mi casa siempre huele a limpio y velas de nardo". 

Posteriormente le llegó el turno de definir los aromas de sus hermanas. "Kendall no tiene olor, lo cual es bueno. Ella siempre huele fresca y limpia. Kylie siempre huele como una de mis fragancias originales que tienen gardenias y jazmín. Kourtney huele a productos totalmente naturales. Khloé huele a aceites muy afrutados". 

Lea también: Jon Bon Jovi lanza dardos contra Kim Kardashian

Sin embargo, resaltó el aroma de su marido, el rapero Kanye West, cuyo olor, para ella, es el de un hombre rico. "No puedo explicarlo, pero huele como una persona rica... Como a dinero, no lo sé. Huele a lo que crees que sería una campaña de fragancias de Saint Laurent realmente cara". 

Finalmente aseguró que ella huele "muy bien" y agregó que siempre se aplica fragancias dependiendo de su estado de ánimo, además de siempre probar cosas nuevas. 

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido