Cargando contenido

Guillermo del Toro, su director, completó cuatro galardones en la noche de gala.

La Forma del Agua
La Forma del Agua

"La Forma del Agua", dirigida por el mexicano Guillermo del Toro, reinó en la 90 edición de los Óscar con cuatro estatuillas, por delante de las tres de carácter técnico de "Dunkirk".

El filme del realizador de Guadalajara se llevó los galardones a mejor película, mejor director, mejor banda sonora original y mejor diseño de producción.

"Hace pocas semanas, Steven Spielberg me dijo que, si finalmente subía al podio con este premio, debía recordar que soy parte de nuestro legado, nuestro mundo de cineastas, y que esté orgulloso por ello. Estoy muy orgulloso y quiero dedicar esto a todos los jóvenes cineastas", manifestó del Toro al recoger el premio gordo de la noche.

"Y a todos los jóvenes que nos están enseñando cómo se hacen de verdad las cosas en todos los países", agregó, en clara alusión casos como el reciente tiroteo en el instituto Marjory Stoneman Douglas, de Parkland (Florida), donde los estudiantes han reaccionado con grandes manifestaciones en EEUU.

"Dunkirk", del británico Christopher Nolan, consiguió los premios al mejor sonido, el mejor montaje de sonido y al mejor montaje.

Un grupo de varias cintas logró dos menciones: "Darkest Hour", "Coco", "Get Out" y "Three Billboards Outside Ebbing, Missouri", que dejó su huella con los premios a la mejor actriz (Frances McDormand) y al mejor actor de reparto (Sam Rockwell).

El Óscar al mejor actor fue para el británico Gary Oldman por "Darkest Hour" y el de mejor actriz secundaria para Allisson Janney por "I, Tonya" en una noche en la que no hubo sorpresas y los premios recayeron en los favoritos.

Frances McDormand obtiene el Óscar a la mejor actriz por "Three Billboards"

Frances McDormand ganó  el Óscar a la mejor actriz, el segundo en su carrera, gracias a su interpretación de una madre terca y justiciera en el drama con toques de humor negro "Three Billboards Outside Ebbing, Missouri".

La intérprete, muy emocionada sobre el escenario, dejó uno de los grandes momentos de la noche al pedir a todas las mujeres nominadas en esta edición de los Óscar que se pusieran de pie, un gesto que fue acompañado por una enorme ovación en el teatro Dolby.

"Todas tenemos historias que contar y proyectos que necesitan financiación. Pero no nos habléis (de eso) en las fiestas de esta noche. Invitadnos a vuestras oficinas en un par de días o podéis venir a las nuestras, lo que prefiráis", señaló.

Gary Oldman se corona como mejor actor por "Darkest Hour"

El británico Gary Oldman, en la segunda nominación de su carrera, se coronó como mejor actor en la 90 edición de los Óscar por su trabajo en la cinta "Darkest Hour".

Los demás aspirantes en ese campo eran Timothée Chalamet ("Call Me By Your Name"), Daniel Day-Lewis ("Phantom Thread"), Daniel Kaluuya ("Get Out") y Denzel Washington ("Roman J. Israel, Esq.").

"Este premio es glorioso. EEUU me ha dado mucho: mi hogar, mi vida, mi familia y, ahora, un Óscar", indicó el intérprete, quien se emocionó al recordar a su madre, que próximamente cumplirá 99 años.

Guillermo del Toro se alza con el Óscar al mejor director

Guillermo del Toro se alzó con el Óscar al mejor director por "The Shape of Water".

Es el tercer mexicano que consigue ese logro tras Alfonso Cuarón ("Gravity") y Alejandro González Iñárritu ("Birdman" y "The Revenant").

"Soy un inmigrante, como Alfonso, como Alejandro, como mis compadres y como muchos de vosotros", dijo el de Guadalajara con el Teatro Dolby en pie, al comienzo de su discurso de agradecimiento.

"Lo mejor de nuestro arte es que borra las líneas en la arena. Hay que seguir haciendo eso cuando el mundo nos dice que las hagamos más profundas", añadió el cineasta, que recogía así la primera estatuilla dorada de su carrera.

 

 

Fuente

Encuentre más contenidos

Fin del contenido