Cargando contenido

A sus 13 años, María Camila Gómez perdió la visión.

María Camila Gomez
María Camila Gomez.
Iván Hernández/RCN Radio

María Camila Gómez Rivera, de 13 años, descubrió en la música, la ventana que le permitió comprender el mundo, en un universo algo oscuro para ella, pues a muy temprana edad perdió la visión.

"Cuando yo era pequeña, según lo que decía mi mamá -que estaba en el hospital-, me dio un desprendimiento de retina, se llama retinopatía y esa es la enfermedad que a mí me dio en los ojitos", dice con mucha emoción, María Camila.

A sus cuatro años María Camila dejó de ver, pero no de sentir; el gusto por la música siempre fue más fuerte e hizo que encontrara en las notas de cada canción, la herramienta perfecta para ver, sin abrir los ojos.

Puede leer: Más de mil conciertos gratuitos en Colombia para "celebrar la música"

"Yo fui invidente y yo nunca pude ver cuando era pequeña, a mí me rescataron los ojos pero casi que no pudieron rescatarlos porque en verdad estaba muy difícil el proceso", dijo.

Ahora, María Camila se alista para el concierto 'Celebra la música' del Coro Infantil y Juvenil de Colombia, una experiencia que le permitirá ver a través de los sentidos.

"La música es como si nos uniera, nos da armonías, no es de peleas, la música le enseña a uno muchas cosas que no sabe", agrega.

Vea también: Archivo personal de Arturo Alape es donado a la Biblioteca Nacional

Su formación musical empezó casi al mismo tiempo que su discapacidad visual, aunque las notas musicales acompañaron el camino de las artes y las melodías que ahora hacen parte de su vida.

"Es la primera vez que yo salgo sola de mi ciudad, ha sido una experiencia muy buena y quisiera volver", agrega.

Una historia de valor, talento y disciplina que ahora la tienen interpretando esas canciones que los ojos no le permiten ver, pero sí, sentir con cada armonía.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido