Carey agradeció a sus seguidores por los 25 años de apoyo a su carrera artística.   La cantante estadounidense Mariah Carey recibió este miércoles su estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood.   Carey utilizó un vestido largo y ceñido de lentejuelas negras con escote por delante y por detrás, cabello ondulado y gafas de sol oscuras, que generó toda la atención de los asistentes por su marcada figura.   "Me derriten el corazón, por eso no me quito las gafas; no puedo agradecer lo suficiente su presencia aquí", dijo Mariah a sus fans durante el acto de entrega.   La ceremonia tuvo unos coprotagonistas inesperados: Monroe y Moroccan, los gemelos de cuatro años que la cantante tuvo con su exesposo Nick Cannon, y que llamaron la atención de los cientos de camarógrafos que acudieron al evento.   Foto: AFP