La enfermedad que enfrenta Shakira por la hemorragia vocal que la obligó a suspender la gira musical de 2018 representa para la colombiana semanas de intenso cuidado y reposo. Así lo explica Víctor Hernández, médico laringólogo.

"Las cuerdas vocales como cualquier tipo de tejido corporal están vascularizados y muy seguramente existe un factor predisponente que facilitó a alguno de los vasos que están en la superficie local que se haya desgarrado y esto es lo que precipitó que se haya formado un hematoma en la cuerda vocal".

Según el especialista, la característica de esta enfermedad es que las cuerdas vocales tienen un comportamiento de vibración y cuando existe el efecto de masa dentro de ellas hace que se altere, generando cambios en la voz de cada persona.

"Como cualquier tipo de trauma que se genere en un tejido requiere reposo, y el hecho de que no se tenga el reposo sugerido puede favorecer que debajo de ese tejido se forme una cicatrización anormal que repercute en la calidad de la voz o registro de la persona", añade el médico.

Explica que este tipo de hemorragias pueden ocurrir porque se genera algún tipo de predisposición, no obstante, "Shakira es una cantante que ha tenido mucho entrenamiento desde el punto de vista de canto, y es muy posible que haya tenido una recarga laboral o algún evento respiratorio que haya favorecido la inflamación en la cuerda vocal que finalmente resultó en esto".

Según el médico, no hay un tiempo aproximado que permita saber en qué momento la colombiana volvería a cantar en un escenario, ya que cada caso es diferente y por ahora debe guardar silencio.