Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Señorita El Salvador, Alejandra Gavidia
Instagram Alejandra Gavidia

Este domingo se celebra la edición 70 de Miss Universo. Esta edición se realizará en Eilat, Israel, ciudad que espera ser visitada por más de 3 millones de turistas. Si bien la belleza es subjetiva, en este tipo de eventos se espera un prototipo de mujeres con cierta figura.

Le puede interesar: Greeicy Rendón y Mike Bahía esperan bebé, lo confirmó el papá de la cantante

Son en total 80 las candidatas que buscarán llevarse el título de la mujer más hermosa del universo. Muchos tienen en su imaginario que estas mujeres siempre han sido esbeltas y se han dedicado toda su vida a los reinados, sin embargo, esta semana se hizo viral la historia de la Señorita El Salvador, quien anteriormente lucía muy distinta a como lo hace actualmente en el reinado.

Alejandra Gavidia, representante del país centroamericano, pesaba 210 libras en 2017, "siempre fui una niña con sobrepeso, luché mucho con esto durante mi niñez y adolescencia".

Gavidia relató a través de sus redes sociales que la primera vez que fue a un nutricionista fue a los 8 años, "durante muchos años intenté todas las dietas que encontraba en internet o que escuchaba por ahí y que prometían que perdería 10 libras en una semana… nada funcionó".

Dice que así pasaron los años, hasta que llegó a la universidad, "momento en el que nada de mi ropa me quedaba y no encontraba ropa en ningún lugar".

Todo cambió cuando encontró un especialista que la ayudó y así empezó su proceso de cambio de vida, "estaba lista para dar un giro de 180. No me imaginé lo largo y complejo que sería, pero sabía que no sería sencillo".

Le puede interesar: En video: Actriz Laura de León y el presentador Salomón Bustamante se casaron en Cartagena

Cuenta que se obsesionó con perder peso, "comía muy poco, contaba calorías, hacía muchos desordenes que lastimaban mi salud física y mental. Tuve que ir con especialistas en salud mental para reforzar mi autoestima y crecer en amor propio".

Por eso envió un mensaje a quienes no se sienten satisfechos con su cuerpo o peso, "ánimo, tú puedes, pero no olvides que eres una persona fuerte, valiente y muy importante. Y ni el peso ni las tallas definen tu valor como persona".

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.