Foto tomada de Facebook/Edwin Hawkins


El cantante de góspel Edwin Hawkins, famoso por su emblemática canción "Oh, Happy Day", falleció en su casa de Pleasanton (California) a los 74 años a causa de un cáncer de páncreas, según informó The New York Times.


Hawkins nació en la Bahía de San Francisco y desde muy pequeño comenzó a actuar en iglesias, en ocasiones acompañado de su familia.


Su primer disco lo grabó a finales de los sesenta como miembro de un coro de jóvenes y se tituló "Permítenos entrar en la casa del señor".


Aunque el disco pasó algo desapercibido, un trabajador de una radio regional comenzó a reproducir una de las canciones que lo componían, "Oh Happy Day", que se popularizó rápidamente y que hizo que el grupo cambiase su nombre por Edwin Hawkins Singers.


https://www.youtube.com/watch?v=hzj3pOdCOqU

Pronto la canción fue estrenada de nuevo como "single", se coló en el cuarto puesto de la lista pop de Billboard y en la segunda plaza de R&B.


En 1970, "Oh Happy Day" le valió un Grammy a la mejor actuación soul góspel, el primero de los cuatro que conseguiría Hawkins a lo largo de su carrera.


EFE