Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

agenciaefe
Ozuna
Ozuna se llevó gaviota de plata y de oro.
AFP

Ozuna es simpático, natural y tiene carisma. Y con todo eso y sus himnos "reguetoneros" logró en la noche de este viernes subir hasta el infinito y más allá el ánimo del público del Festival de Viña del Mar, en una noche, la última de esta edición, en la que pedía a gritos pasarlo bien.

Con estética espacial, de blanco impoluto, un enorme anillo, gafas de sol igualmente espaciales y su rubio aplatinado, Juan Carlos Ozuna salió al escenario de la Quinta Vergara de la ciudad chilena, para dar el pistoletazo de salida con "Te vas", tema de 2016.

Ya sin la larga parca transparente que le había cubierto en su salida y tras el infaltable "¡Buenas noches, Viña del mar!", el puertorriqueño, que en unos días cumplirá 28 años, fue desgranando, uno tras otro, más de una veintena de éxitos.

"Gracias por este hermoso cariño. Gracias por siempre recibirme con los brazos abiertos, Chile", dijo junto antes de interpretar "Si tu marido no te quiere", uno de sus primeros sencillos, publicado en 2014.

Experto en colaboraciones

El cantautor se adentró en el mundo de la música en 2012 subiendo interpretaciones suyas a internet y editó su primer álbum, "Odisea", en 2017, aunque ya años antes venía sacando sencillos y colaborando con artistas del género.

Unos comienzos que el también actor quiso recordar esta noche, como también la primera vez que visitó al país austral, con uno de sus más viejos temas, "Corazón de seda": "Chile es mi segunda casa. Me abrió las puertas de sus hogares, corazones y siempre les estaré agradecido", remarcó.

A "Única" -"unica tiene la disco explotá' todo el mundo me la mira, pide conmigo na' má'"- siguió "Te robaré", que lanzó el año pasado junto al cantante estadounidense Nicky Jam.

La puesta en escena de "Vaina loca", con el que empezó a quitarse las gafas y lanzar besos al público, siguió encendiendo el ánimo de los 15.000 espectadores de la Quinta Vergara, y se mantuvo el listón con "Ibiza", que en 2018 grabó mano a mano con el dominicano Romeo Santos.

Otro exitoso dueto -Ozuna es experto en popularizar una canción tras otra junto a otros artistas de música urbana- llegó con "La Modelo", que en su día grabó con la rapera y actriz estadounidense Cardi B.

"Estoy con el pueblo"

Artista de la nueva generación de música urbana, caracterizado por su voz aguda y con el reguetón como género principal, Ozuna lanzó su segundo disco, "Aura", en 2018 y el tercero, Nibiru, en 2019.

"Chile... esta canción que viene a continuación... sé que muchos nos identificamos, porque... ¿quién en esta vida no ha sido un farsante?", lanzó en medio de la ovación de sus seguidores, la mayoría jóvenes.

Cuando ya se iba respirando el final del 'show', el artista decidió hacer un discurso ante "el monstruo" -como se conoce al público del festival- en el que se refirió al estallido de protestas sociales que vive Chile.

"No conozco nada de política ni me ha interesado saber de política. Lo único que yo sé es que estoy con el pueblo, que me ha dado el amor y cariño. No solamente Chile, en el mundo entero, a todos los presidentes... Necesitamos escuchar al pueblo, a la juventud, complacer esos deseos", expresó.

"Estoy con ustedes, al igual que con Venezuela, Colombia, Puerto Rico y República Dominicana", agregó, convencido de que "todo se puede con la paz, con el amor y el dialogo".

Gaviota de plata y oro

Tras acabar el primer bloque de su espectáculo con "Criminal", uno de los mayores hits, que popularizó con Natti Natasha, los presentadores del festival, María Luisa Godoy y Martín Cárcamo le hicieron entrega de la Gaviota de Plata, emblemática estatuilla con la que se reconoce a los artistas invitados.

Con la emoción a flor de piel y con su galardón en la mano, Ozuna volvió a cantar para entonar "Amor Genuino" y después "Baila, baila, baila" y "China".

"¡Gaviota!, "¡Gaviota!". El grito del público no dejaba lugar a dudas. Querían que el puertorriqueño se llevara también la de oro. Como así fue.

Ya sí, con "Te boté" y "Taki, taki" como último bis, la 'Ozunamanía' llegó a su fin en la Quinta Vergara, que recuperó el buen sabor de boca perdido la noche anterior con la fría y poco entregada actuación de los estadounidenses Maroon 5.

Fuente

EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.