Cargando contenido

Los hijos de Verónica y Toño sufren en silencio los problemas maritales de sus papás.

Pa' Quererte
Instagram @chichilanavia

Las redes sociales siguen pronunciándose sobre los capítulos de ‘Pa’ Quererte’, la cual continúa siendo la novela más vista de la televisión colombiana actual. Con variedad de problemáticas y con diversas situaciones de la vida real, la producción del Canal RCN tiene a más de uno enganchado.

En el reciente episodio, Verónica y Toño vuelven a ser protagonistas de una terrible discusión por los celos y videos mentales que se hace este hombre al ver que su mujer no mantiene el papel de ‘ama de casa’ que él tanto quiere.

Tras tomarse unos vinos y probar un plato que preparó Alberto, Verónica llega a su casa pasada de tragos, sin percatarse del mal humor que tenía Toño. Luego de escuchar algunas quejas y reproches de su esposo, la chef se muestra bastante agotada y desconcertada por el trato que recibe de él, ya que considera que hay confianza y respeto.

Lea además: Primeras críticas de 'Halloween Kills' son asombrosas

Sin embargo, la discusión escala a tal punto donde la pareja comienza a gritarse e irrespetarse con detalles que los lastiman. Por su parte, Toño insinúa que Verónica no le es fiel, por lo que ella decide decirle que es verdad y que se habría acostado con Alberto. 

Los gritos, la desesperación y la frustración se apoderan del ambiente, llegando a contagiar a los hijos de la pareja, quienes se encuentran en sus cuartos durmiendo. Ambos menores guardan silencio y se acuestan juntos en la misma cama, mientras ponen música para no escuchar la discusión.

Los adolescentes prefieren hablar con sus papás al día siguiente y enfrentar la realidad, preguntándoles si se van a separar o no. Toño y Verónica aseguran que no sucederá eso y que tan solo se trata de un problema del matrimonio.

Le puede interesar: La famosa 'Soraya Montenegro' será la nueva villana en 'Minions'

Esta situación está presente constantemente en cientos de hogares, donde los niños dejen soportar los malos tratos contra la mamá, las peleas y las ofensas que existen en el matrimonio. En muchos casos terminan siendo víctimas de esto.

Algunos jóvenes tratan de interceder para evitar malos ratos, pero sus padres los esquivan suponiendo que ellos no entienden realmente la situación que atraviesan.
 

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido