Cargando contenido

El artista recordó en RCN Radio los momentos más emotivos de su carrera musical.

Pastor López, músico venezolano
Pastor López, músico venezolano.
RCN Radio

Pastor López es sinónimo de fiesta, diciembre y fin de año. Un hombre que ha sabido mantenerse vigente gracias a las notas de sus canciones, convertidas en el himno oficial de la Navidad que cada año acompaña a los colombianos.

En entrevista con RCN Radio, el músico habló de sus alegrías, momentos de tristeza, conciertos más emotivos y lo que ha significado Colombia para su carrera artística. 

"Cuando me lloran los ojos, hay muerto", dice el artista, recordando algunas de sus clásicas canciones como 'Mujercita buena', 'Golpe con Golpe' y 'Solo un cigarro', entre muchas otras'.

Dice que su música se ha inmortalizado porque representa la identidad de los latinos, a quienes rinde homenaje con sus letras que por décadas han acompañado las fiestas de año nuevo.

También puede leer: El regalo con el que Maluma sorprendió a su novia en Navidad

"El micrófono todo el mundo lo respeta, tengo como agüero no ir antes a los sitios a donde voy a cantar", expresa.

La gran mayoría de sus canciones, grabadas entre la década de 1970 y 1980, aún se escuchan con fuerza en Colombia y su natal Venezuela, a la que recuerda con mucho aprecio.

"En Barquisimeto nací, ha sido muy bonito ver que tantos países me han adoptado como suyo, especialmente Colombia que en tantas ciudades y rincones todavía piden las canciones hasta que me hacen salir lágrimas", añade el músico.

Prefiere no llorar sobre el escenario, "el artista trabaja con la garganta y con la nariz, uno no pronuncia bien, cantar con hipo o con tos, por ejemplo", es mejor estar bien y sacar adelante todo", confiesa.

Le puede interesar: Feria de Cali, en su máximo furor

Para componer recurre a las vivencias cotidianas y a veces se vale del nombre de las ciudades para adoptarlas como suyas, tal y como ocurrió con la canción 'Las caleñas'.

"Yo quería entrar a Cali, ya había entrado a Medellín, Cartagena, Santa Marta, Bogotá, entonces alguna vez me llegó una canción que decía "tantas limeñas tan lindas que hay", así que la adapté a las mujeres de Cali, agarré un cuatro y estuvo", recuerda.

Décadas de trabajo, música, fiestas y conciertos que todavía piden los colombianos y latinos especialmente en la época de fin de año.

"De niño cuando escuchaba el nombre Colombia y me parecía tan lindo, yo quisiera conocerla y mira que después se dieron las cosas, siempre he venido a cantar. Llegué aquí en 1957", dijo. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido