Cargando contenido

Se estima que la corona tenía un valor de casi un billón de pesos. Su diseño retrataba Manhattan.

Paulina Vega, Miss Universo 2014
Paulina Vega durante su elección como Miss Universo 2014.
Foto: AFP

Hace cuatro años Paulina Vega hizo historia. Fue elegida Miss Universo 2014, convirtiéndose en la segunda mujer colombiana que se quedaba con este título después de más de 50 años que lo hizo Luz Marina Zuluaga en Miss Universo 1958.

Entre los muchos lujos y beneficios que trae ser Miss Universo, como viajar por casi todos los países del mundo durante un año y vivir en un lujoso apartamento en Manhattan, también está el portar una valiosa corona con diamantes que cuando Paulina Vega recibió estaba avaluada en casi un billón de pesos.

La Miss Universo siempre debe portar la corona durante sus visitas a cada país al que llega para llevar un mensaje de paz y unión. Sin embargo, Paulina Vega estuvo a punto de perderla en un aeropuerto.

"Hoy en día puedo hablar al respecto y sonreír, pero déjenme decirles: la preocupación que sentí cuando todo estaba sucediendo, preferiría no sentirla nunca más en toda mi vida", relata Paulina Vega en una nueva historia en su blog.

Vea también: Me decían que me operara y ahora me critican por voluptuosa: Paulina Vega

Toda la historia se remonta a junio de 2014 cuando Paulina Vega se dirigía a tomar un vuelo para ser anfitriona de uno de los eventos de ópera más importantes del mundo en Kazajstán y pasó por los respectivos controles de Migración.

Paulina Vega, Miss Universo 2014
Paulina Vega, Miss Universo 2014.
Foto: AFP

Paulina siempre iba acompañada de su equipaje de mano, en el que llevaba en una caja de seguridad la costosa corona. En su afán por tomar el vuelo, pasó por los controles de seguridad y siguió caminando como si nada, y cuando estaba a punto de tomar el avión sintió que algo le hacía falta. Había dejado su equipaje.

Vea también: Paulina Vega fue criticada por peculiares tatuajes en su piel

"Llegué a la puerta del avión. Revisé los últimos mensajes en mi celular mientras esperaba entrar. Y luego sentí como si algo hiciera faltara… hasta que me di cuenta: básicamente tuve un paro cardíaco. Corrí de regreso al punto de control de seguridad para recuperarlo, con el corazón palpitando en mi pecho y la sangre latiendo en mis sienes… ¡Pero todavía estaba allí!", relató la ex Miss Universo colombiana.

Paulina cree que todas las cosas pasan por algo y al recordar este episodio dice que nada sucede por casualidad. "Quizás la corona (casi) perdida era una señal de que una nueva fase estaba por comenzar en mi vida: El mismo libro. La misma Paulina. Un nuevo capítulo", puntualizó.

Fuente

La FM

Encuentre más contenidos

Fin del contenido