Cargando contenido

La belleza y simpatía de la princesa de Gales la hizo ser más popular que el heredero al trono.

El príncipe Carlos y la princesa Diana
El Príncipe y la Princesa de Gales viendo bailarinas tribales indonesias en Yogyakarta, Indoniesia (1989).
Foto: KAZUHIRO NOGI /AFP

Aunque el próximo 31 de agosto se conmemora el 21 aniversario de la muerte de la princesa Diana de Gales, el paso del tiempo no ha sido impedimento para que aún se sigan conociendo detalles sobre su complicado matrimonio con el príncipe Carlos.  

Por ser el hijo mayor de la reina Isabel II y de su esposo Felipe de Edimburgo, Carlos es el heredero al trono, sin embargo, después de su boda con Diana en 1981, el príncipe rápidamente se dio cuenta que no era él, sino su esposa, la que encantaba al público, esto habría generado un sentimiento de envidia.

Lea también: Lo que dijo el Príncipe Harry sobre su madrastra Camila

Esto fue lo que dijo Lady Elizabeth Anson, prima de la reina Isabel II, a la revista People, "Diana se convirtió en una belleza rubia muy elegante. Después de una visita a Gales, Carlos se dio cuenta de la gran popularidad de la princesa y dijo "han salido a ver a mi esposa, no han venido por mí". 

Carlos, al parecer, se sentía eclipsado por la princesa Diana, según Lady Elizabeth Anson. Y aparentemente los celos del heredero al trono no terminaron ahí. Después del mediático divorcio de su esposa, la muerte de ésta y su matrimonio con Camila Parker, la envidia fue un sentimiento que al parecer, habría envuelto nuevamente el corazón de Carlos, quien tendría celos de la popularidad de su hijo mayor, el príncipe William

Lea también: Príncipe Harry y Meghan Markle no tendrán la custodia total de sus hijos

People reseña un apartado de la biografía no autorizada del Príncipe de Gales, titulada 'EL príncipe rebelde: el poder, la pasión y la rebeldía del príncipe Carlos". El autor del libro, Tom Bower, afirma que Carlos se siente "usurpado por los Middleton y aislado de sus nietos, los príncipes George y Charlotte". 

Posteriormente el medio agrega, "Carlos vio a Kate y William como las nuevas estrellas y temió estar en problemas", estas serían las palabras que Robert Higdon, director ejecutivo de la fundación caritativa del príncipe en Estados Unidos le habría dicho a Tom Bower. 

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido