Cargando contenido

Tenemos a nuestro Alex Campos con su álbum Regreso a Ti, la dominicana Lilly Goodman con Amor Favor Gracia, el español Marcos Vidal con Tu Nombre, y dos venezolanos: Daniel Calveti con Mi Refugio y Mónica Rodríguez con Encontré Su Amor.

Digo que hay pocas sorpresas porque entre los nominados hay dos cantantes que ya habían ganado el Grammy Latino en ocasiones anteriores: Mónica (Tienes que creer, 2010) y Alex Campos (Lenguaje de Amor, 2011).

La categoría de Mejor Álbum Cristiano ha tenido dos grandes dominadores desde que se empezó a entregar en 2002: el mexicano Marcos Witt, que se ha ganado el premio en cinco ocasiones, y la brasileña Aline Barros, que se ha llevado el galardón que se entrega a los cantantes de habla portuguesa también cinco veces.

Para este año también se nota un fuerte dominio del sello CanZion, fundado por Marcos Witt, que distribuye la música de tres de los cinco artistas nominados. Las excepciones son Lilly Goodman, que es representada por Promesas Producciones y Marcos Vidal, que tiene su propio sello.

El álbum Mi Refugio de Daniel Calveti tiene un muy buen trabajo de producción musical, que lo acerca mucho al sonido electrónico de bandas como The Black Eyed Peas. El álbum de Mónica, desde mi punto de vista, es demasiado parecido en su sonido al trabajo que ya le valió un Grammy hace tres años, no se le nota una evolución. Amor Favor Gracia, es un gran trabajo que le permite a Lilly Goodman exponer toda la versatilidad de su poderosa voz, pero lamentablemente no ha tenido muy buena distribución en América Latina.

Tal vez Alex Campos repita Grammy porque Regreso a Ti es, si hablamos estrictamente de la producción musical, el mejor álbum entre todos los nominados. A pesar de ser distribuido por CanZion, tiene un sonido más cercano al de su sello competidor, Vástago, pues fue Kiko Cibrián, el productor de todos los últimos discos de Jesús Adrián Romero, el encargado de guiar a Alex en todo el proceso de grabación de su más reciente trabajo.

Sin embargo, a mí personalmente me encantaría que el Grammy este 21 de noviembre en el hotel casino Mandalay Bay en Las Vegas se lo dieran al gran Marcos Vidal. El tenor y pianista español nacido hace 47 años en Alemania se merece en realidad un reconocimiento por su extensa carrera musical en la que ha grabado 11 álbumes preciosos que han enriquecido enormemente la forma en que las iglesias cristianas de toda Iberoamérica alabamos a Dios.

Tu Nombre es un álbum bellísimo, compuesto por canciones donde Vidal nos demuestra que ha llegado a la cúspide como poeta, y a un nivel de intimidad con Dios tan sorprendente, que sus canciones resultan ser 13 joyas melódicas que condensan profundas verdades divinas. El disco incluye dúos con Juan Luis Guerra (Tu Nombre), Blest (Adoradle) y Rojo (Descansaré en ti).

Marcos se lo merece. Y creo que el Grammy Latino sería el nuevo impulso que su carrera ministerial necesita para volver a impactar en toda nuestra región de la misma manera que lo hizo en la década de los 90, de la mano de inolvidables álbumes como Buscadme y Viviréis, Cara a Cara, y Nada Especial.



*El autor (@HRestrepo) es director de Ventura Radio, la emisora virtual de música cristiana de RCN Radio. Puede escucharla en www.VenturaRadio.com

Envíe sus comentarios a ventura@rcnradio.com