Cargando contenido

"Tengo mucho que aprender todavía", dijo el músico

Raphael
Foto tomada de Facebook/Raphael

A sus 74 años de edad, el cantante español Raphael, quien se encuentra en México en una gira por América, despejó cualquier duda sobre su estado de salud al asegurar que está "fuerte y sano" y que su "retirada de los escenarios va para largo".

El paso por América de Raphael, titulado "Loco por cantar", llevó al cantante a México, país que estará recorriendo durante un mes y en el que ofrecerá cerca de 20 conciertos antes de desplazarse a Estados Unidos.

El divo de la balada romántica española, quien en diciembre tuvo que suspender un concierto en España por un resfriado, reveló que se encuentra "muy bien" de salud y que acude cada año al hospital para hacerse las pruebas y revisiones que "todo el mundo debería hacerse".

"Que no cunda el pánico, no estoy malo", dijo entre risas durante la rueda de prensa de presentación de la gira en Ciudad de México.

Raphael reiteró que siempre ha mantenido "una vida sana" y que su único exceso ha sido "lo mucho" que ha trabajado durante su "longeva carrera" musical de 55 años.

Mérida y Villahermosa son las ciudades en las que actuó la semana pasada Raphael, quien continuará su gira en Tijuana (27 de febrero), Mexicali (28 de febrero), Chihuahua (2 de marzo), Ciudad Juárez (3 de marzo), Torreón (5 de marzo), Saltillo (6 de marzo), Tampico (8 de marzo), Puebla (10 de marzo) y Morelia (13 de marzo).

También visitará las tres ciudades más grandes de México con un concierto el 14 de marzo en Guadalajara, los días 17 y 18 en el Auditorio Nacional de Ciudad de México y cerrará su gira el 22 en Monterrey.

En todos ellos, el cantante presentará sus grandes éxitos y los temas de su última propuesta discográfica, "Infinitos bailes", en la que puso voz a canciones de jóvenes compositores como Dani Martín, Bunbury, Vega, Iván Ferreiro y Vanesa Martín.

Durante la presentación de sus próximos conciertos, el artista se declaró un "inconformista" que siempre sale de los conciertos "protestando" porque hay algo que podría haber hecho mejor.

"Hablando en plata, no me falta nada pero yo quiero llegar a ser un artista perfecto y tengo mucho que aprender todavía", sostuvo el intérprete, que cumplirá 75 años en mayo.

Tras décadas de carrera musical, muchos jóvenes se han hecho seguidores de Raphael gracias a canciones emblemáticas como "Escándalo", "Mi gran noche" o "Yo soy aquel".

"Empecé a notar que la gente que iba a mis conciertos entraba vestida con traje y era muy joven", dijo el cantante, quien supuso que las nuevas generaciones de seguidores debían escuchar los éxitos de Raphael en casa por sus padres.

 

Indudablemente, llevar una vida sana tiene recompensas. Es un poco más aburrida pero llegas a la mayoría de edad estando muy bien, complaciendo al público en todo lo que pide, haciendo conciertos larguísimos y estando fuerte y sano", dijo el artista, quien prometió que su "retirada de los escenarios va para largo

Raphael

 

"Los jóvenes usan otras palabras y quiero tener ese lenguaje para contentar a todo el público: a los mayores, a los del medio y a los jóvenes", expuso.

Aseguró que la etapa favorita de toda su carrera es la actual, ya que con el paso del tiempo ha aprendido mucho y ahora sube a los escenarios "tranquilo y sin nervios".

"Cuando voy a salir al escenario quiero que la gente salga contenta, se lo pasen bien y estén deseando volver. Todo mi pensamiento está con el público", sentenció.

Rafael Martos Sánchez, más conocido por su nombre artístico de Raphael, nació en Linares, en la provincia andaluza de Jaén, el 5 de mayo de 1943, y su familia emigró a Madrid cuando él apenas tenía nueve meses.

El artista, también conocido como "el Divo de Linares", ha cosechado 326 discos de Oro y 49 de Platino durante sus 55 años de carrera, y es el único cantante de habla hispana que cuenta con uno de Uranio por haber vendido más de 50 millones de copias. 

Fuente
Temas

Encuentre más contenidos

Fin del contenido