Cargando contenido

Algunos critican los nombres finales, pero detrás de este trabajo hay todo un complejo proceso.

Un hombre viendo películas
Un hombre viendo películas
Ingimage (Referencia)

Cada vez que una película de idioma diferente al español llega a la cartelera latinoamericana y española, es necesario darle un título en esta respectiva lengua. Aunque lo lógico sería hacer una traducción literal del nombre original, muchas veces la esencia de la película cambia radicalmente o simplemente no dice nada. Es en estas situaciones cuando la imaginación entra a jugar, pero... ¿quiénes son los encargados de realizar esta tarea?

México es el país preferido por Hollywood para establecer varias sedes regionales de sus más famosas productoras, en una de tantas trabaja Carlos Jiménez, quien consultado por la BBC, explica en qué consiste su trabajo como consultor, enfocado principalmente en ponerle los títulos en español a las películas.

Para empezar, Jiménez aclara que la productora de cierta película envía a su respectiva sede el título original de la cinta, de este modo, un equipo conformado por "expertos en marketing, ventas y asesoría legal" se ponen manos a la obra para encontrar un título en español que sea lo suficientemente fuerte y llamativo. Cabe resaltar que este ejercicio se hace tanto con el mercado de América Latina como con el de España, esto porque aunque se trate del mismo idioma, hay grandes diferencias lingüísticas.

Lea también: 'Hobbs and Shaw', el tráiler del spin-off de 'Rápidos y Furiosos'

En ese orden de ideas, cada equipo pone a votación una lista de sugerencias de nombres hasta dar con el más 'apropiado', pero en el caso latino, México solicita ayuda creativa a algunos socios que están en "países de peso en el mercado" como Colombia, Argentina, Chile, entre otros. Posteriormente envían la propuesta a la productora y esperan hasta su posterior aprobación.

En ciertos momentos, comenta Carlos Jiménez, el trabajo es un poco más fácil, en especial cuando la película lleva por título el nombre de algún reconocido personaje, por ejemplo, Iron Man o un caso más reciente es por ejemplo, 'Captain Marvel', cuya traducción literal es 'Capitana Marvel'.

Los 'chicharrones' como se dice coloquialmente, llegan cuando hay que cambiar completamente el título porque su traducción literal no funciona, o porque en algunos casos es necesario que el nombre vaya acompañado de un copy, es decir, una frase que complementa o apoya al nombre oficial.

Lea también: 'Doctor Sueño' adelanta su fecha de estreno para este año

En el primer caso para poner un ejemplo está la película de 1989 protagonizada por 'Bruce Willis', 'Duro de Matar', su título original es 'Die Hard', su traducción literal es 'Morir Duro', lo que no tiene ningún sentido en español, por lo que fue necesario bautizar la cinta con un nuevo nombre. En España se tituló como 'Jungla de Cristal'.

En el caso del copy, la BBC pone de ejemplo a la película 'The Vice', cuya traducción literal es 'El Vicepresidente', sin embargo, para reforzar el título, Jiménez y su equipo decidieron darle el copy de 'Más allá del poder'.

El copy también funciona para las secuelas, a partir de la cuarta película generalmente se agrega una frase de complemento.

Lea también: Este es el tráiler de la nueva película de Almodóvar

Para titular también hay que tener en cuenta otros factores, por ejemplo, cuando una película es la adaptación de un libro, el equipo de creadores debe respetar el nombre registrado por la editorial. Por otro lado, en el caso de que elijan un nombre y descubran que ya hay una película titulada así, "no importa qué tan desconocida sea", deberán buscar otro.

No hay que mentir, este trabajo ha sido varias veces criticado, sin embargo, todo parece indicar que no es del todo fácil.

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido