Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Shakira y Piqué
Instagram @3gerardpique

Un completo expediente realizado por la inspectora Susana C, en España, en el que siguió todos los pasos de Shakira durante varios años, comprobaría que la barranquillera evadió impuestos en ese país durante cuatro años, alcanzando una cifra de 14,5 millones de euros, y por tanto, permanece imputada por seis delitos fiscales.

Según el informe, divulgado por el diario El País, de España, "la inspectora reconstruyó el imperio mundial de Shakira: una estructura de hasta 14 empresas “sin medios materiales ni humanos”, algunas en paraísos fiscales, que solo servían para ocultar a la verdadera titular de las ganancias millonarias: Shakira".

De acuerdo con el expediente, la primera pista sobre posible evasión de impuestos la entregó su expareja Antonio de la Rúa, en tanto que "el año clave es 2008, cuando Shakira cede sus derechos de imagen a una empresa en las Islas Vírgenes Británicas, que los cede (¡por un euro!) a otra en Luxemburgo", dice el informe divulgado en El País.

Lea también: Entérese de los estrenos musicales de la semana 

La investigación avanza y resalta que "es esta empresa, Ace Entertainment, la que firma un contrato con Live Nation, que garantiza a Shakira 300 millones en 10 años. La primera gira con esas condiciones es 'Sale el Sol'. La cantante llega a un acuerdo con las autoridades de Luxemburgo para pagar un 2% de impuestos".

No obstante, después de este tiempo "los ingresos casi netos “fluyen” de nuevo a las Islas Vírgenes Británicas y, de ahí, a una sociedad en las islas Caimán, Carpe Diem, y al bolsillo de la cantante. Hacienda concluye que Shakira defraudó en el impuesto de IRPF y patrimonio durante cuatro años", según la investigación divulgada en El País. 

Estos documentos también señalan que su año de más ingresos fue el 2011, "después del exitazo del Mundial (de fútbol) y con la gira mundial en marcha, no pudo llevarse ante la justicia porque había prescrito". Se cerró con un acta de desacuerdo: la cantante pagó 24 millones de euros (la cuota defraudada) para regularizar antes de reclamar ante la Agencia Tributaria".

Le puede interesar: 'Autoconciertos' en Bogotá, la propuesta de varios empresarios

En el artículo de El País se explica que Shakira recibía clases particulares de francés, "que su profesora de zumba se llamaba Betsie, que iba al peluquero dos veces por semana, que sus gastos en El Corte Inglés, restaurantes y hoteles los pagaban sus asistentas con tarjetas de crédito de American Express", el diario referencia el trabajo de la inspectora durante cuatro años.

Asimismo la labor de la inspectora indica que "en 2011, la ubicaron (a Shakira) 60 veces en España, muchas más que en cualquiera de los 37 países del mundo que visitó ese año. Ninguno de ellos, por cierto, era Bahamas". 

La investigación concluye diciendo que "el verano pasado, Shakira declaró ante la juez y volvió con lo mismo que le dijo a la inspectora: no vivía en España, no vivía en ningún sitio en particular, estaba de aquí para allá, era una nómada sin raíces", según las pruebas divulgadas en El País. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.