Cargando contenido

Foto: AFP



La cantante Rihanna aprovechó su poder como celebridad para instar a gobiernos clave a comprometerse a garantizar la educación de los más pobres del mundo, mientras participa en una conferencia internacional en Senegal.

Declaran a Rihanna persona no grata en Senegal


La exitosa intérprete llegó a la capital, Dakar, donde el viernes se unirá a las conversaciones de la Alianza Global para la Educación coorganizadas por el presidente senegalés Macky Sall y el líder francés Emmanuel Macron.

Rihanna, la cuarta persona más seguida en Twitter con 86 millones de usuarios, recurrió a las redes sociales para instar a Macron, la primera ministra británica Theresa May y el primer ministro australiano Malcolm Turnbull a garantizar niveles específicos de financiación.

En su tuit a Macron, agradeció al líder francés por dirigir la conferencia, pero lo presionó para comprometerse firmemente con 313 millones de dólares para la causa.

Unos 264 millones de niños y jóvenes en edad escolar viven sin educación debido a la pobreza, los conflictos y las barreras sociales, incluido el prejuicio contra las niñas, según Unicef.

La conferencia de Dakar, que reúne a gobiernos y el sector privado, tiene como objetivo recaudar 3.100 millones de dólares en los próximos tres años para apoyar la educación de 870 millones de niños.

AFP