Cargando contenido

A la marca de los "ángeles" le está pasando cuenta de cobro no aceptar la diversidad.

Modelos de Victoria’s Secret
Modelos de Victoria’s Secret
AFP

La cadena CNBC informó este martes que el tradicional desfile anual de Victoria’s Secret, compañía estadounidense que diseña lencería y otros productos de belleza femenina, ya no irá más en televisión. De acuerdo con el citado medio, la compañía dio a conocer un comunicado interno en el cual se les informa a los empleados de tal novedad, no confirmada por la marca.

"La moda es un negocio de cambio. Debemos evolucionar y cambiar para crecer. Con esto en mente, hemos decidido repensar el tradicional desfile de Victoria's Secret. En 2019 y de aquí en adelante, nos centraremos en el desarrollo de contenido emocionante y dinámico y en un nuevo tipo de evento, que se difundirá entre nuestros clientes en otras plataformas pegadas a la actualidad", dice el comunicado filtrado por la CNBC y firmado por Les Wexner, CEO de la compañía  L Brands, propietaria de Victoria's Secret.

Según CNBC, el más reciente desfile de los "ángeles" de Victoria’s Secret no tuvo gran acogida en televisión. En parte, dice la versión, porque la gente ya conocía los pormenores del mismo cuando fue transmitido dados los detalles que modelos y personas de la industria daban a conocer a través de redes sociales.

Lea tambiénHalsey y su fuerte crítica al desfile de Victoria's Secret

"La firma, además, ha tenido que hacer frente a numerosas críticas y polémicas por no incluir a todo tipo de mujeres y cuerpos reales en sus propuestas (la que más ha sonado, la última incorporación de Barbara Palvin como fichaje 'plus size' pesando 55 kilos ante el que las redes sociales ardieron). Y por ese motivo, y quizá en ese intento de renovarse, ha fichado recientemente a la modelo curvy sevillana Lorena Durán como imagen de la marca", señala, por su parte, el periódico El Mundo, de España.

Aparte de ello, el periódico El País asegura que otro hecho suma, no solo el contar con modelos con cuerpos delgados, sin darles paso a las nuevas tendencias de mujeres más naturales. "Fenómenos como el movimiento MeToo chocan frontalmente con el enfoque de una casa que nació en 1977...El último desfile se grabó el pasado 8 de noviembre pero se emitió en la televisión estadounidense un mes después. La audiencia en Estados Unidos, el país organizador, fue de 3,3 millones de espectadores, la más baja desde que el show se inauguró en 1995, según desvela el sitio web de noticias de moda Quartzy", indica el rotativo español.

Vea también: Adriana Lima se despide de Victoria's Secret tras 20 años en sus pasarelas

Finalmente, indica el medio, el mantenerse firme a no permitir la diversidad ha derivado en que el precio de su ropa interior no se vendiera como esperaban y que varias de sus tiendas tuvieran que cerrar.

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido