Cargando contenido

Thumbnail

Belén, donde Bolívar conoció al niño convertido en héroe de la libertad

A Pedro Pascasio Martínez los reconocen como un símbolo de lealtad y honestidad en Boyacá.

Al municipio de Belén llegaron los soldados del Ejército patriota, con Simón Bolívar a la cabeza. En la pequeña localidad del norte de Boyacá, limítrofe con el departamento de Santander, el libertador conoció a Pedro Pascasio Martínez, un niño de 12 años cuyas acciones posteriormente fueron fundamentales para la consolidación de la Batalla de Boyacá.

Rodeado de nacimientos de agua, Belén aún conserva los parajes convertidos en testigos del paso de Simón Bolívar y de su Ejército. Trinidad Pinto, resalta que el valle “está rodeado por montañas muy importantes, nosotros somos vecinos del departamento de Santander con un páramo que tiene agua como usted no se imagina”.

Le puede interesarLa virgen terrateniente a la que bautizó Bolívar

En Belén era habitual ver a Bolívar reunido con Juan José Leiva, un hacendado de la zona que también acompañó al libertador en la campaña de la que, a pesar de haber transcurridos dos siglos, pobladores como Jairo Zarate recuerdan que “llegó Simón Bolívar a dejar sus caballos por aquí cerca, a unos escasos kilómetros y vino a donde su amigo personal que era el señor Leiva, venían de Tutazá, muy estresados, muy acabados, muy derrotados, con el ansia de la libertad y de la victoria y eso les permitió seguir adelante”.

[VIDEO] Belén, el municipio que vio nacer a Pedro Pascasio Martínez

Un niño con el corazón de un héroe

La importancia de Belén no solamente está representada en haber sido escogido como un sitio estratégico y de descanso para Bolívar. En este lugar conoció a un niño de 12 años quien se convertiría, tras unos días, en héroe de la libertad.

Un testimonio vivo de ese héroe es su tataranieto, bautizado con el mismo nombre, más de un siglo después. A Pedro Pascasio Martínez, funcionario de la Gobernación de Boyacá, le contaron historias de su tatarabuelo y dice que “en aquel entonces, cuando Simón Bolívar vio a ese niño tan inquieto con esa manera de querer prestar y llamar la atención del Libertador, él lo mira y como que determina hacerlo parte del Ejército”.

La tradición oral ha podido reconstruir a través del conocimiento de historiadores como Nelly Sol Gómez de Ocampo y el actor Felipe Romero, el escenario exacto de lo que el propio Pedro Pascasio Martínez, vivió por estos días, hace 200 años y dejarlo por escrito como constancia.

“Mi llaman Pedro Pascasio

y mi apellidan Martínez,

soy del Valle e´Cerinza

en el pueblito e´ Belén,

toy pa´servirle a mi patria

con tuita mi voluntá…

 

…yu era mandadero

cuando el general llegó

a Belén di´onde era yo,

y mi amito me ordenó

agasajar a su amigo

Bolívar Libertador,

Con toitico el Batallón

Porque´ra el ñor militar

Q´ prontico iba a ganar

Pa´darnos la libertá…

Lea tambiénBicentenario de Colombia empezó a ritmo de joropo y con Ruta Libertadora

Audio

[AUDIO] El municipio de Belén en la Ruta Libertadora

0:27 5:25

A pesar de la negativa del Libertador, Pedro Pascasio Martínez y José, uno de sus compañeros y quien también aparece nombrado pero sin mucha relevancia, acompañó los cruciales días siguientes en Boyacá.

En Tunja, transcurridos dos siglos, Pedro Pascasio Martínez, recuerda como su tatarabuelo, entregó al coronel Barreiro, se negó a recibir un soborno, y consolidó así la Batalla de Boyacá.

“Es un honor saber que un pariente de uno y que siendo un niño, fue una persona que definió las palabras lealtad y honestidad y la conducta del deber ser de alguien”, señala el descendiente del niño héroe.

Entérese tambiénEn Tame (Arauca) empezarán las celebraciones del bicentenario de Colombia

Belén, el lugar en el que las calles se ven como si no hubiera pasado el tiempo, sus habitantes mantienen intacta la memoria de lo que hace dos siglos por estos días ocurría.

Por Javier Jules