Cargando contenido

Thumbnail

Iglesia Católica y sus razones para rechazar aborto en Colombia

Monseñor Óscar Urbina condenó el aborto de un bebé a los siete meses de gestación.

La Conferencia Episcopal de Colombia rechazó el caso de aborto de Juan Sebastián Medina, un bebé en gestación que ya completaba los siete meses.

En un comunicado, la Conferencia reafirmó que "la vida es sagrada" y que el aborto es una "injusticia que clama al cielo y una gravísima herida a la sociedad".

Lea además: Promoverán referendo ‘pro-vida’ para evitar legalización del aborto

El presidente de la Conferencia Episcopal Colombiana, monseñor Óscar Urbina, manifestó que recibió con profunda tristeza y consternación el caso del menor aún sin nacer "por cuenta del terrible mal del aborto".

El arzobispo Urbina dijo que le causó mucho dolor saber que Juan Sebastián ya había superado los siete meses de gestación y que -según él- gozara de perfecta salud y aun así fuera abortado.

"Hemos visto perplejos como las instituciones de este país no garantizaron los derechos del padre que con persistencia y tenacidad luchó por la vida de su hijo a través de los conductos pertinentes", dijo el clérigo.

Lea también: Corte Constitucional decidirá si despenaliza aborto antes de la semana 12

Igualmente, invitó a todos aquellos que consideran que "se han rebasado los límites de toda lógica" a que se pronuncien públicamente a favor y en defensa de la vida. También pidió a las autoridades a que presten oído a este "clamor por la vida".

El arzobispo de Villavicencio convocó a todo el pueblo católico a realizar jornadas de oración por las víctimas del aborto y para que en Colombia se defienda el derecho fundamental a la vida.

 

Por Luis Francisco Cifuentes