Cargando contenido

Thumbnail

Las mujeres, fundamentales para lograr la Independencia

La mayoría de quienes seguían las tropas eran las esposas y madres de los soldados.

Los nombres de alrededor de 2.400 mujeres hacen parte de la historia de la campaña libertadora y cerca de 1.300 participaron directamente en la ruta guiada por Simón Bolívar, desde el 27 de mayo hasta el 7 de agosto de 1819.

Su participación como espías, médicas e, incluso, en combate junto con los soldados, fue fundamental para la Independencia.

En el recuento de la Ruta Libertadora se pondera la actuación del ejército patriota en cabeza de Simón Bolívar y en, menor medida, se reconoce la actuación de las mujeres en el mismo proceso que alcanzó la independencia.

Lea también: Especial: Ruta libertadora 200 años después

Desde los inicios de la emancipación con Manuela Beltrán, protagonista de la revolución de los comuneros en 1781, pasando por la actuación de heroínas como Policarpa Salavarrieta -espía y reclutadora de soldados al servicio del Ejército de Bolívar y fusilada en 1817-, la participación de las mujeres fue fundamental.

Nelly Sol Gómez de Ocampo, historiadora y autora del libro “Mujeres y la Libertad”, recuerda que “no solamente fueron las que murieron, las mártires sino también fueron las madres que entregaban sus hijos a Bolívar para que los llevaran, igual las esposas que quedaron viudas y solas les quitaron todos sus bienes y eran heroínas”.

Audio

[AUDIO] Las mujeres en la Ruta Libertadora

0:27 5:25

Mujeres al frente de la línea de batalla

El encargado de la vanguardia del Ejército era el general Santander. Bolívar dirigía el avance y, en cada una de las batallas y enfrentamientos con los realistas, las mujeres que seguían de cerca a las tropas, se convertían en el apoyo logístico más importante.

Lucinio Figueredo, nacido en Tuta en donde vivió Juana Velasco de Gallo, la madre del padre Andrés Gallo, párroco de las filas patriotas, recuerda que a las mujeres de la campaña libertadora las llamaron Las Juanas.

Figueredo advierte que el apoyo representaba servicios como “mensajeras, médicas, para coser las ropas, para preparar los alimentos, muchas eran las esposas de los soldados, otras sus novias y otras más voluntarias que apoyaban la causa”.

En la escena aparece Juana Escobar, una mujer que luchó en las primeras líneas de batalla y, además, servía como espía. Fue capturada por los españoles y al negarse a traicionar a los patriotas, el coronel José María Barreiro la condenó a muerte.

Le puede interesarSocha: el pueblo que se desnudó para salvar a un Ejército

Una de las historias más dramáticas en la ruta libertadora la protagonizó María Josefa Canelones. Evitando que su marido muriera sin conocer al hijo que esperaban, se camufló en la tropa hasta que dio a luz en uno de los páramos.

“Entonces le dijeron al general que no podían continuar, porque estaba pariendo una mujer. Lo que él dice (Bolívar) en sus escritos es que le conmovió que a los dos días ya ella estaba con su hijo a las espaldas y como si nada”, recuerda la historiadora Gómez de Ocampo.

Matilde Anaray, una pequeña de 13 años que logró recoger 36 bultos de ropa para el Ejército Libertador; Casilda Zafra, quien le regaló a Bolívar el caballo Palomo; Juana Bejar, una lancera que luchó junto a los soldados y hasta la niña de 9 años Estefanía Parra, convertida en la guía de los patriotas para que sorprendieran a los españoles en el puente de Boyacá en un hecho fundamental para el triunfo de la Batalla, figuran entre los nombres de las mujeres que apoyaron al Libertador.

Nelly Sol Gómez de Ocampo asegura que las mujeres “les dieron estabilidad emocional y espiritual al hombre y, por eso, que bien que estuviera la mujer presente”.

Desde los inicios de la emancipación, como conspiradoras, espías y soldados ya en la ruta libertadora, las mujeres fueron fundamentales para ayudar a Bolívar en la búsqueda y la consolidación de la Independencia.

 

Por Javier Jules