Cargando contenido

Thumbnail

Mintransporte, a consolidar la revolución de la infraestructura

Tras los 100 primeros días de Iván Duque en la Presidencia, la cartera aún tiene muchos retos por cumplir.

La apuesta en el sector de transporte e infraestructura es muy grande. El país –luego de 100 días del gobierno de Iván Duque– sigue a la espera de que se concreten los proyectos viales en medio de un panorama mucho más alentador para la economía, de acuerdo a las cifras con que se inició el primer trimestre de 2018.

Por eso, hay quienes consideran que la apuesta hoy en día debe ser superar el escándalo de Odebrecht para recuperar la confianza en el sector financiero colombiano y así lograr que participen en los proyectos que están pendientes de ser finalizados y en los nuevos programas que se avecinan de Cuarta Generación (4G).

Al respecto, entre las tareas que debió asumir de inmediato la ministra de Transporte, Ángela María Orozco, estaba garantizar el presupuesto de inversión para dar continuidad a 'la Revolución de la Infraestructura'. En ese sentido, muchos consideran que reto inmediato que asumió rápidamente la ministra fue la intervención a la vía Bogotá - Villavicencio, una de las más afectadas en la actualidad.

Igualmente, durante los primeros 100 días de gobierno, Orozco aseguró que ya se "encontró la solución al estancamiento de las vías 4G y de los proyectos 4G", el ambicioso programa de infraestructura vial que busca incentivar la construcción y operación en concesión de carreteras para mejorar la conectividad del país.

Le puede interesar: Mininterior, ¿con mayorías en Congreso? 

De igual forma, la ministra destacó el cierre financiero de la BBY, la vía Bucaramanga- Barrancabermeja - Yondó, conocida como la Ruta del Cacao, y destacó que también se puede “anunciar el acta de inicio de la vía Villavicencio - Yopal".

Además, aseguró que se ha creado un plan estructurado para vías terciarias con una inversión de $500.000 millones de recursos en el presupuesto nacional.

Orozco sostuvo que al llegar a la cartera encontró solo $4.000 y dijo que este tema del sector nacional llevaba cuatro años desfinanciado.

Por otro lado, la ministra de Transporte también destacó la reestructuración de la Superintendencia de Transporte; punto al que se le ha dado prioridad y del que espera esté resuelto a mediados de noviembre.

Ángela María Orozco, ministra de Transporte

¿Qué está pendiente?

Entre las obras pendientes se encuentran la terminación de los tres contratos que están en ejecución del Túnel de La Línea, además de mitigar los constantes cierres por derrumbes de la vía Bogotá-Villavicencio, uno de los proyectos urgentes en aras de resolver la conectividad en el país.  

Le puede interesar: Especial vía al Llano, siete claves para entender el problema

La ministra Orozco aseguró que “para continuar avanzando es vital conseguir los recursos a través de la Ley de Financiamiento que el Presidente y el Gobierno han presentado ante el Congreso y que son fundamentales para seguir comprometidos con el cumplimiento de estas metas”.

Ahora bien, la ministra dentro de los pendientes a 100 días de Duque -al margen de la reestructuración de la Superintendencia- también tiene que establecer las medidas para mejorar aún más los programas de seguridad vial para evitar que –como ha sucedido en 2018– miles de ciudadanos fallezcan en las vías. También debe tomar acciones contundentes para impedir que hechos similares al ‘narcobus’ que se accidentó en Ecuador se repitan de nuevo.

Además, la ministra aún tiene en su carpeta de tareas establecer con total claridad si el nuevo modelo de transporte Uber es o no legal y cuál va a ser el mecanismo para su regulación.

Le puede interesar: Las deudas del gobierno Duque con Bogotá 

¿Qué dicen los transportadores?

Sobre este punto, las agremiaciones del transporte de carga indicaron que el Gobierno prometió en campaña una gran reforma fiscal para recuperar la economía bajando impuestos. Sin embargo, Henry Cárdenas, presidente de la Federación de Empresarios del Transporte de Carga (Fedetranscarga), sostuvo que las medidas tributarias los han dejado en medio del asombro.

"Con sorpresa registramos que la intención previa a la elección no corresponde con la realidad hoy planteada. No entendemos cómo podría reactivarse la economía incrementando la carga impositiva y, por consiguiente, afectando el consumo", afirmó el líder gremial.

Cárdenas aseguró que como gremio están muy preocupados por la iniciativa política que se pretende aplicar.

Le puede interesar: Trabajadores y pensionados, aún con altas expectativas con Duque

“Realmente no fue lo que nosotros vimos en la campaña de Iván Duque. Nosotros lo apoyamos y estamos tristes, o más bien desilusionados, ya que se supone que no iba a haber más impuestos y hoy vemos que se los quieren poner a todo".

Entretanto, Felipe Muñoz, director de gestión gremial de la Asociación de Transportadores de Carga (ATC), propuso al Gobierno que, antes de incrementar el recaudo, contrarreste la evasión.

De acuerdo con Muñoz, en Colombia hay 3.404 empresas de transporte, de las cuales, solo 1.600 reportan manifiestos de carga al Ministerio.

"Si nos concentramos en formalizar el sector al fortalecer la Superintendencia, yo creo que no sería necesario pensar en incrementos sino que estaríamos concentrados en solucionar los problemas de recaudo que requiere el Estado", puntualizó.

 

Por Katherine Leal