Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Abuelitos se conocieron en página de citas y terminaron casándose
Abuelitos se conocieron en página de citas y terminaron casándose
Pixabay

Con esta romántica historia se confirma una vez más la premisa que para el amor no hay edad. Una pareja de abuelos jubilados decidió jurarse amor eterno tras conocerse en una página de citas y darse cuenta que son el uno para el otro. 

Jim Adams, un pintor y profesor de 78 años, nunca se imaginó que a su avanzada edad encontraría al amor de su vida, pues desde que falleció su esposa en 2017, siempre pensó que estaría solo por el resto de su vida. 

A raíz de la pandemia del coronavirus, como todas las personas en el mundo, Adams se tuvo que aislar en su casa en donde llevaba una vida tranquila como voluntario en su comunidad, mientras trabajaba en su arte.

Según el diario local Oprah Daily, el adulto mayor decidió probar las citas en línea para conocer personas nuevas. Se unió a Silver Singles, un sitio web que ayuda a personas mayores de 50 años a encontrar el 'amor de su vida'.

Luego de estar navegando un buen tiempo en la plataforma, el abuelito hizo 'match' con Audrey Coutts, una mujer en las mismas condiciones de Adams. Audrey llevaba más de 33 años divorciada y desde entonces no había sentido química con alguna persona, hasta ahora. 

La historia de amor entre Audrey y Jim 

“Me encontré con Audrey en mi primera visita al sitio. Solo me tomó un día encontrarla. Después de eso, ya no lo necesitaba más. Dije: Bueno, tengo que conocer a esta persona que está tan loca como yo", confesó Jim Adams. 

Lo más curioso es que la página web tiene una herramienta con la que evalúa la identidad de una pareja potencial de acuerdo a sus intereses y estableció una compatibilidad del 94 % entre ambos abuelos. “Simplemente encajamos. Hicimos clic. Todavía no sabemos por qué no fueron 100”, aseguró Audrey. 

La pareja de enamorados luego de crear un vinculo de amistad por su fuerte compatibilidad se reunía dos horas diarias por FaceTime para compartir sus experiencias de vida, su amor al arte, la música clásica y el teatro. Con los días se dieron cuenta que tenían muchas cosas en común y hasta sorpresivamente tenían algunos amigos en común.

Tres meses después, Audrey Coutts se mudó a la casa de Adams para vivir en pareja y en una cena él decidió pedirle matrimonio. “Estoy sacando un anillo de mi bolsillo, y todo lo que puedo pensar es, ‘No lo dejes caer en la pasta'”, contó el abuelito en una entrevista.

La boda fue el 25 de septiembre y pronunciaron sus votos frente a varios familiares y amigos cercanos,  incluidos algunos de sus tres hijos y ocho nietos.

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.