Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

agenciaefe
Oktoberfest resultó afectado por la pandemia.
Oktoberfest resultó afectado por la pandemia.
AFP

El alcalde de Múnich, Dieter Reiter, se mostró poco confiado en que la capital bávara pueda albergar este año la Oktoberfest, la más multitudinaria fiesta de la cerveza del mundo, que ya tuvo que ser cancelada el año pasado por la pandemia del coronavirus.

"El año pasado estaba firmemente convencido de que en 2021 habría 'Wiesn', pero la esperanza se hace más débil de semana en semana, si soy sincero", dijo Reiter en unas declaraciones al "Bild" al referirse a la "Theresienwiese" (Prado de Teresa), donde se celebra la Oktoberfest.

Agregó que "a día de hoy, según las normas vigentes, no podría tener lugar", y se remitió al aumento de contagios con el coronavirus en todo el mundo.

Vea también: Increíble tormenta de arena cubre completamente una ciudad en China

"Da igual a dónde mire, no se puede decir que la pandemia esté remitiendo de algún modo. Y por eso, en estos momentos, es difícil imaginar que la mayor fiesta popular del mundo pueda celebrarse", dijo.

En opinión del político socialdemócrata, "para que efectivamente todavía pudiera funcionar, el avance de la vacunación debería ser abrumador".

También el máximo responsable de la Oktoberfest, el socialcristiano bávaro Clemens Baumgärnter, señaló que incluso con la contemplación más optimista, no puede imaginarse de cara a septiembre una situación "en la que pueda llevarse a cabo una 'Wiesn' de manera segura".

"Una 'Wiesn' insegura perjudicaría la marca para siempre. No queremos convertirnos en un Ischgl", agregó en alusión a la estación de esquí austríaca, que en marzo del año pasado fue uno de los principales focos de coronavirus en Europa central.

Lea también: Alcalde de Miami-Dade le toca retractarse por ofrecer vacunas covid a turistas

El alcalde de Múnich añadió que no será él solo quien anuncie la suspensión y avanzó que aclarará esta cuestión, probablemente el mes que viene, con el jefe del Gobierno bávaro, Markus Söder "porque tendría sentido tomar decisiones para todas las grandes fiestas populares bávaras".

"La probabilidad es grande de que por razones infecciosas no se pueda asumir la responsabilidad de semejantes fiestas", dijo.

El año pasado, por esta fechas -el 21 de abril- las autoridades bávaras anunciaron la suspensión por la pandemia de la Oktoberfest, que debía celebrarse del 19 de septiembre al 4 de octubre.

La fiesta de la cerveza está programada este año del 18 de septiembre al 3 de octubre. 

Fuente

EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.