Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Desguazadero en Fontibón
En el interior del establecimiento se encontraron miles de autopartes y seis vehículos.
Ingimage

Todo vehículo debe pasar por revisión mecánica de forma periódica, con el fin de mantener el motor y la maquinaría en óptimas condiciones, esto con el fin de reducir las posibilidades de una falla mecánica que pueda desencadenar en un accidente de tránsito.

Es por esto, que los técnicos recomiendan realizar el primer mantenimiento a los 5.000 kilómetros, el segundo a los 10.000 y a partir de ahí, más o menos, cada 15.000 o 20.000 kilómetros, siempre siguiendo lo indicado en el manual oficial del vehículo, y considerando la condición del carro por su antigüedad, uso frecuente, entre otros factores.

Le puede interesar: Icetex anuncia reducción transitoria en tasas de interés y suspensión de pagos ¿Cómo aplicar?

Pero si usted aún no sabe en qué consiste la revisión que realizan a su vehículo cuando lo lleva al taller, los expertos en Goodyear comparten cuáles son las tareas más comunes que realizan los mecánicos, cuando ejecutan el mantenimiento preventivo de un vehículo. 

  • Revisión y cambio de llantas: por su seguridad y la de sus acompañantes, las llantas deben ser cambiadas una vez que llegan a su límite de desgaste el cual es 1.6 mm. Existen otros factores que influyen en el cambio, como lo es el estado de la banda de rodamiento, que cumple la función de tener el contacto con el suelo. Sin embargo, debe entenderse a la llanta como un todo, ya que debe estar en óptimas condiciones para mantenerlas en operación; de lo contrario es importante asistir al taller o serviteca más cercano para su evaluación. 

 

  • Cambio de filtros y aceite: este varía según la marca y modelo del vehículo, pero se recomienda realizar el cambio entre los 15.000 y 20.000 kilómetros de recorrido y aunque se puede realizar en el hogar, es importante que sea un experto quien lo realice, ya que la cantidad de aceite depende del tamaño del motor y esto lo identificará el mecánico de forma rápida y segura. 

 

  • Frenos: existen cuatro maneras de detectar un problema en los frenos, para llevarlo a revisión técnica lo más pronto posible y evitar accidentes. La primera es a través de las pastillas y los discos del freno; las pastillas se suelen desgastar y lo que se debe revisar es que su grosor sea de al menos medio centímetro. Otra forma de notar desperfectos es si al momento de conducir y presionar el freno, el vehículo realiza giros inesperados, también cuando al pisar el freno se sienten vibraciones; lo que puede significar que no ejercen presión de manera uniforme, y finalmente, cuando se tiene la sensación de pedal irregular, lo que puede ocurrir debido a una falla en el sistema hidráulico por fugas de líquido. En este caso es mejor llevar el vehículo al servicio técnico.

 

  • Batería: las baterías suelen durar en promedio de 3 a 5 años. Sin la batería funcionando, el auto tendrá problemas para arrancar, ya que no habrá energía suficiente para encender el motor. Por tal motivo, en el mantenimiento preventivo se debe revisar que la batería y sus conexiones se encuentren limpias, firmes y libre de corrosión, los cables también deben encontrarse en perfecto estado.

 

  • Correa del motor: dentro de las revisiones del mantenimiento preventivo es importante revisar la correa del motor, ya que su función es unir a los diferentes equipos del vehículo para que el motor pueda moverlos. Cuando una de estas correas se daña, puede ocasionar una falla en el funcionamiento del alternador del auto. La correa solo debe cambiarse cuando está dañada y la única manera de comprobarlo es con un examen visual, por lo que se debe incluir su revisión periódicamente.

 

Otras recomendaciones

Mecánico
Mecánico
Ingimage

Otros aspectos que el mecánico debe revisar son las luces, amortiguadores, filtro de aire en la cabina, liquido de transmisión automática y dirección hidráulica, lubricación del chasis, anticongelante, fugas de escape, bujías, liquido de parabrisas y sensor de oxígeno.

Le puede interesar: Convocatoria para estudiar diplomados: solo tendrá que pagar 10% de la matrícula

De igual forma, tenga en cuenta que si va salir de viaje dentro de los ajustes más comunes en las llantas, se encuentra la inspección física de la banda de rodamiento, verificar la presión del aire, incluyendo la llanta de repuesto, de manera que, si una llanta tiene la presión muy por debajo de lo indicado, pueda pedir al mecánico desmontarla para revisar cual es la causa el daño.  

Por último, pero no menos importante, si el vehículo muestra alguna señal por el estado del algún repuesto, o funcionalidad debe llevarlo al mecánico de confianza de inmediato.

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.