Cargando contenido

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

obarrero
Bisagras de las puertas
Bisagras de las puertas
Pexels

Las bisagras de las puertas a pesar de cumplir una funcionalidad principal en las mismas, también es uno de los componentes que más suelen dañarlas, ya que con el paso del tiempo estas suelen hacer sonidos bastantes molestos que pueden manifestar su deterioro.  

No obstante, hay algunas cosas que pueden evitar que las bisagras de las puertas se deterioren. Por eso, expertos entregan algunas recomendaciones para cuidar de estos elementos fundamentales para las puertas, los cuales son:  

Cuidados con las bisagras de las puertas
Cuidados con las bisagras de las puertas
Pexels
  • No abrirlas ni cerrarlas con fuerza. 

  • Ajustar los tornillos constantemente ya que por el tiempo estos pueden ir perdiendo su fuerza de sostenibilidad.  

  • No ejercer fuerza, ya que esto puede causar el daño de las mismas.  

  • Y no apoyarse, porque esto puede ocasionar que se desprenda la puerta y se doblen las bisagras.  

Así las cosas, también se recomienda, que se tengan las bisagras completamente limpias para evitar que se oxiden, y, además, para que las puertas no tengan ese chirrido que suelen hacer cuando las bisagras ya se encuentran un poco deterioras. Por eso recomiendan que lo mejor es pintarla con antioxidante y volverla a colocar, además de mantenerla engrasada con aceites especiales. 

Cómo dejar que las puertas dejen de sonar
Cómo dejar que las puertas dejen de sonar
Pexels

En caso de que no se cuente con estos productos, se puede mantener hidratada con cosas que podemos conseguir fácilmente y que van a ser muy útiles a la hora de engrasarlas, como por ejemplo:  

  • Aceite de cocina 

  • Vaselina, que además evita que se oxiden 

  • Lubricantes de silicona  

  • Barras de jabón del azul que es muy reconocido para su lavado 

  •  Velas parafinadas 

 

Desinstalar las bisagras de las puertas
Desinstalar las bisagras de las puertas
Pexels

Lo mejor para poner en práctica este procedimiento las retirar las bisagras, luego agregar alguno de los componentes anteriormente mencionados, volver a colocarlas y percatarse si la puerta sigue haciendo ruidos, de ser así la vuelve a retirar y la humedece bastante hasta que este deje de sonar. Posteriormente retire los excesos con una toalla de papel o un trapo seco que no vaya a contener agua, ya que esta puede también generar oxido.  

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.