Cargando contenido

El lugar contaba con una gran tarima, música en vivo y una pista de baile, la entrada era libre “porque la gente quería divertirse”.

Fiesta - Imagen de referencia
Cortesía

Los hechos ocurrieron en el municipio de Pabellón de Arteaga, ubicado en Aguas Calientes, México, cuando una familia decidió celebrar la fiesta de 15 años de su hija.

La exuberante fiesta congregó a cerca de 800 personas el pasado 27 de julio, en momentos en los que la mayoría de países del mundo imponen medidas de confinamiento y distanciamiento social para tratar de frenar la pandemia del coronavirus, que a la fecha deja 675.000 muertos.

Le puede interesar: Naturaleza asombrosa: Monos protegen a su hermanito con Síndrome de Down

Martha Magdaleno, la madre de la quinceañera aseguró a medios locales que la gente empezó a llegar debido a una publicación  en Facebook.  “La gente quería divertirse”, dijo la mujer.

Después de varias horas, la Policía tuvo que intervenir, inicialmente con varias advertencias.

“Me pidieron que los sacara (a los invitados) y yo les dije: ‘No puedo sacarlos, ¿cómo les voy a quitar su plato?’. Ahí me dieron chance hasta las seis, pero yo seguí porque la gente llegaba y llegaba, y ‘¿Cómo los dejo fuera y sin comer?’”, aseguró la mujer al canal local excelsior.

El lugar contaba con una gran tarima, música en vivo y una pista de baile, la entrada era libre “porque la gente quería divertirse”, según Magdaleno.

Ella y su esposo también aseguraron haber entregado tapabocas y gel antibacterial a la entrada, pero casi nadie los usaba.

Sin embargo, argumentó la celebración asegurando que “Dios es bien grande, si nuestro destino es morir de esto (coronavirus), de esto nos vamos a morir”.

Lea también: Paloma Valencia y la pataleta de su hija en pleno debate de Senado

Finalmente la fiesta fue suspendida por orden de la Policía y Magdaleno manifestó que la "habían pasado bien", a pesar de que a cada rato "los querían parar”.

"Fíjese que si está bien que nos cuidemos, eso yo no lo tomo a mal, pero también ellos tienen que entender que uno tiene que tener su espacio, es que como le digo a nadie obligamos, la gente convivimos, la gente que quería se tapaba y la que no pos no, cómo obligamos, yo pienso entre mí que están exagerando mucho", resaltó la mamá de la quinceañera.

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido