Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Árbol genealógico
Árbol genealógico
Foto Flickr

La terapia holística es definida como un proceso de sanación de la que convergen varios tipos terapias, donde podemos encontrar la asistencia con ángeles, tarot terapéutico, radiestesia, cristales, equilibrio de Chakras, Reiki y constelaciones familiares, entre muchas otras. 

Con ellas, se puede encontrar el balance, respuestas o identificar los bloqueos que nos limiten en el día a día o en tener la vida que deseamos, ayudándonos en la evolución física, espiritual o emocional. 

Las constelaciones familiares como terapia fueron creadas por el maestro Bert Hellinger, alemán y teólogo estudioso del campo espiritual quien logró implementar esta terapia a lo largo del mundo, manifestando que todo lo que nos ocurre como individuos tiene su causa desde nuestro árbol genealógico, en el que todos los miembros del clan o linaje dejan una huella ancestral o conducta repetitiva hasta que es liberada por el miembro que decide honrar y reconocer a todos por igual; esta honra debe venir desde el amor y la gratitud para que el efecto pueda surgir. 

Lea aquí: ¿Cómo está tu energía con el dinero? Sigues estos tips y reconcíliate con él

Particularmente, defiendo esta terapia por todo lo que me ha ayudado en lo personal, y, además, evidenciar la gran ventaja de poner en orden, sin arrogancia, el sistema del cual provengo y donde me pude ver como un todo y no como un ser individual; esta es una terapia que nos ayuda a ocupar el lugar que nos corresponde, identificando a papá y mamá como los grandes, los dadores de vida y a los que de ninguna forma se puede devolver tal favor, más que con el respeto, amor y gratitud por la vida; porque a fin de cuentas era lo único necesario para estar hoy aquí, integrada en ese 50% mamá y 50% papá; ya que cuando no logramos integrarlos, estamos despreciando por un lado la vida, el dinero, las relaciones armónicas y por el otro lado, el éxito, la fuerza y la seguridad para ir por la vida, respectivamente. 

Hoy puedo decir que es una de las terapias que más recomiendo practicar y que gracias a la Consteladora Angélica Lemus Cantor, hemos podido ayudar a muchas personas a encontrar su identidad, valor individual, sanar relaciones difíciles y abrirse al merecimiento, bajo mi premisa de sanar, transformar para poder avanzar. 

Entender que somos individuos que provenimos del Holos nos ayuda a entender por qué podemos tener tanta afinidad con quienes nos rodean; al principio una de las verdades que me impactó, desde el mundo sistémico, como también se le conoce a las Constelaciones Familiares, es que por ejemplo, nuestras parejas nos muestran como un espejo, lo que hay en mi sistema familiar; es decir, cuñados que se comportan como algún determinado hermano o hermana, suegros con alguna similitud en actos o conductas a mis padres, etc. Así vamos uniendo las “raíces” hasta que comprendemos que en esta fantástica unidad sólo nos une el amor y la intención de mirar adentro, donde no haya más excluidos, víctimas, ni perpetradores. 

Lea también: Siga estos consejos y logre la buena vibra en sus espacios a través del Feng Shui

La sanación holística nos lleva un escenario maravilloso como terapeutas, donde el mayor bien recibido es el equilibrio y liberación de nuestros consultantes en cada uno de sus procesos y si tal vez no se sienten cómodos con algún tipo de terapia, siempre será su alma perfecta, la que los lleve a sincronizar con la herramienta que más se adapte a lo que deben sanar y al terapeuta que más resuene con ellos. 

Por Liliana Zúñiga P.

Terapeuta Holística, Maestra Angelical y de Feng Shui. 

Centro de Transformación @haniel.ct

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.