Cargando contenido

El gremio de la educación marchará en contra de asesinatos y amenazas.

Imagen de referencia
LA FM

El presidente de la Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación (Fecode), Nelson Alarcón, anunció que la nueva jornada de paro y marchas a nivel nacional tiene que ver con el rechazo a las amenazas y asesinatos de los que han sido víctimas sus compañeros a lo largo de los años.

En diálogo con RCN Radio, Alarcón señaló que con esta jornada se busca llamar la atención del gobierno para lograr una política de seguridad y protección hacia los maestros y maestras de Colombia.

Lea aquí: Bogotá vive una nueva jornada de marchas

“Es una marcha en rechazo a los asesinatos, amenazas, atentados y desplazamientos forzados de los que son víctimas los trabajadores de la educación”, expresó el presidente del gremio.

Dijo que son alarmantes las cifras que indican que en los últimos 30 años han sido asesinados más de mil maestros. “En 2018 fueron asesinados 11 docentes, en 2019 fueron 14 muertos y en lo poco corrido de este año ya va una maestra asesinada en Arauca”.

En cuanto a amenazas, Nelson Alarcón señaló que en solo en 2019 recibieron amenazas más de 970 maestros. Esta cifra tuvo un aumento durante los dos primeros meses de 2020 en los que, según el presidente de Fecode, van más de 240 docentes amenazados en todo el territorio nacional.

“Estamos viviendo una grave crisis frente al tema de seguridad”, expresó.

Maestros presuntamente obligados a asistir

El presidente del sindicato de maestros de Colombia se pronunció también frente a versiones en las que algunos maestros estarían asegurando que en los planteles educativos los estarían obligando a asistir a las marchas. Se ha dicho también que cada colegio les ha indicado a sus trabajadores el punto al que deben llegar y allí los estaría esperando un delegado de cada institución para, con lista en mano, tomar la asistencia de los maestros.

Alarcón fue enfático en contradecir dicha versión y aclaró que se trata de un tema de libre elección por parte de los maestros sindicalizados.

“No se maneja nada de planillas ni control de asistencia. A nosotros como sindicato no nos corresponde hacer ningún control de este tipo. Se trata de un derecho constitucional en el que los docentes son libres de elegir si se unen o no a la convocatoria”, aclaró el líder gremial.

Nelson Alarcón rechazó, en nombre del sindicato, este tipo de presiones que, según aseguran algunos maestros, se estarían presentando en los planteles educativos, pero también hizo un llamado a que de forma voluntaria se unan a la convocatoria.

Alarcón hizo una aclaración al resaltar que en algunos casos los docentes no se unen a las movilizaciones pero tampoco prestan el servicio a los estudiantes. Frente a este tema señaló que aunque el maestro es libre de decidir si se una o no al paro, también debe ser consiente que de no hacer parte de ellos, está en la obligación de asistir a su trabajo y desarrollar las actividades académicas.

“Tal vez cuando hablan de tomar asistencia se trate de una situación más de proceso y procedimiento que llevan los compañeros en las instituciones, porque si el compañero no está en actividades sindicales, debe estar en el aula de clase prestando el servicio a los niños”, dijo.

No se obliga absolutamente a nadie a entrar en cese de actividades, pero si no están en actividades sindicales, deben estar desarrollando sus actividades en las institución, no es para irse de vacaciones ni para desarrollar actividades personales”, puntualizó Nelson Alarcón.

Fuente

LA FM

Encuentre más contenidos

Fin del contenido