Cargando contenido

Aunque es una gran alternativa, hay quienes todavía no creen en esta opción de educación.

Educación virtual - Educación a distancia - Educación online - Tecnología
Ingimage (Referencia)

La tecnología y las vías de conexión sin duda han generado grandes cambios en la sociedad, siendo la información, educación y el aprendizaje algunas de las vertientes que se han logrado destacar en la red. Uno de esos campos que han sido ampliamente debatidos es el de la educación en línea, virtual o a distancia.

En el caso de la educación superior, quienes han emprendido esta opción de formación han logrado superar miedos o creencias en torno a si es o no un método idóneo. Pero más allá de la institución, los programas y módulos, el estudiante es parte fundamental de este proceso pues su autonomía, dedicación y disciplina son claves a la hora de aprovechar al máximo las herramientas tecnológicas con las que es posible hoy en día levantar un título universitario bajo el modelo virtual.

Consulte también¿Adicción a los videojuegos? Recomendaciones para evitar el exceso

Pero las nuevas generaciones se están tomando realmente en serio esta oportunidad, pues valoran el hecho de que no solo puedan hacerlo, sino que les permite administrar su tiempo y en muchos casos sacar adelante estudios de postgrado a nivel internacional. Ahora, es importante establecer que la institución con la que se adelanten los estudios cumpla los requisitos de ley y normatividad que avalen el título.

Educación virtual - Educación a distancia - Educación online - Tecnología
Ingimage (Referencia)

Por lo anterior, vale la pena destacar los siguientes mitos y verdades en torno a la educación superior online.

Exigencia académica... ¿baja?

Hay que decir que para que un programa educativo superior virtual sea avalado por los entes reguladores deben existir unos parámetros definidos. Si bien no existe el lugar físico, se deben cumplir procesos académicos estables y de calidad; el estudiante debe presenta exámenes, asistir a un mínimo de clases virtuales, realizar lectura y tomar tutorías. El modelo sigue siendo riguroso y su carga académica es de importancia. Sin embargo, se reitera que el estudiante debe ser disciplinado ya que su autonomía es vital para aprobar.

¿Y la calidad?

Pese a las preguntas y que sigue en el imaginario el hecho de que la institución física pondera sobre el aula virtual, lo cierto es que la institución que ofrezca el programa académico online cumpla con los requisitos de ley, para que su titulación sea oficial. Por lo demás, las herramientas tecnológicas de vanguardia serán las encargas de que la comunicación en torno a la educación sea del más alto nivel para el aprendizaje del estudiante. Planeta Formación y Universidades, regulada en España, es solo un ejemplo.

En otras noticias¿Bancos apoyan al sector? Algunos mitos y verdades sobre el cannabis medicinal

El tema de los costos

Que el costo de los programas sea menor que el de las instituciones presenciales, responde al hecho de que estos modelos invierten menos recursos físicos, como por ejemplo en las bibliotecas, que para sus efectos están en la nube o la bibliografía en su mayoría es digital. Aulas, edificios y libros también salen de la ecuación, por lo que las clases en línea permiten atender mejor a un número importante de estudiantes conectados. Por ejemplo, OBS Business School maneja planes de formación para su planta docente con el fin de que estén en condiciones de entender y ejecutar los modelos de enseñanza de hoy y emitan de la mejor manera sus conocimientos a los estudiantes.

¿Quién está pendiente de los estudiantes?

Solucionar una inquietud en el desarrollo del proceso de aprendizaje del estudiante es fundamental. El modelo online puede llegar a verse afectado en este punto, pero la verdad es que en la mayoría de casos la educación a distancia dispone de tres contactos directos; el director del programa, el profesor que dicta los módulos y un asesor que soluciona inconvenientes técnicos. De esta manera, las instituciones se han encargado de reforzar su servicio y no dejar al estudiante a la deriva.

Las barreras digitales

Hoy en día hay un sin número de maneras de tener conexiones a Internet de calidad. Los software y plataformas empleadas para fines educativos son cada vez más sofisticados y el contacto virtual se ha instrumentalizado al punto de que la interacción es de 360 grados. Muchos estudiantes, al principio escépticos, han notado que con el transcurso del proceso experimentan que el modelo realmente funciona. Claramente las generaciones 'maduras' pueden ser más resistentes a esta pedagogía, pero lo cierto es que los más jóvenes están dando un ejemplo sobre la efectividad a la hora de aprender por esta vía.

De interésAspectos positivos del teletrabajo, tendencia emergente en Colombia

Ahora bien, vale la pena concluir que una manera de diferenciarse por parte de las instituciones que brindan educación superior online, es a través de sus campus virtuales. Años atrás la tecnología no estaba lista y hoy se encuentra en un sector más desarrollado que trae consigo la necesidad de mejorar estos campus online. No es solo un lugar para conectarse y descargar o consultar información, sino también para generar dinámicas de aprendizaje.

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido