Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Imagen de referencia.
Archivo.

Por cuenta de la pandemia, los cerca de 7 millones es estudiantes de colegios públicos en Colombia tuvieron que dejar de asistir al colegio, con todas las dificultades que esto acarrea, no solo en materia de calidad educativa, sino también para entregar la alimentación escolar, la cual para muchos alumnos termina siendo su único alimento en el día.

El Laboratorio de Economía de la Educación (LEE) de la Universidad Javeriana analizó los datos más recientes de la Encuesta de Calidad de Vida del DANE y del Sistema Integrado de Matrícula SIMAT del Ministerio de Educación Nacional, para indagar sobre la cobertura de la alimentación escolar de los estudiantes de colegios oficiales del país. 

Le puede interesar: Fecode denuncia "casos de corrupción" en el Programa de Alimentación Escolar (PAE)

El informe reveló que en el 2020, hubo una disminución de 15% en la cobertura de alimentación escolar, comparado al 2019. Es decir que 476 mil estudiantes de colegios oficiales (desde el nivel preescolar hasta media) dejaron de recibir alimentación escolar durante el 2020.  

Los investigadores analizaron la cobertura por nivel educativo y notaron que el mayor cambio debido a la pandemia se presentó en la educación preescolar, que pasó de una cobertura del 78% en 2020 a 67% en 2019. Esta disminución de 11% implica que aproximadamente 72 mil estudiantes de preescolar dejaron de recibir alimentación escolar durante el año 2020.

En el caso de primaria, el cambio de 8% representa a cerca de 261 mil estudiantes que dejaron de recibir los alimentos y, en secundaria, la caída de 6 p.p. representa a 143 mil estudiantes. 

¿Qué pasa en las regiones?

En cuanto al análisis por regiones y la cobertura durante el 2021, el documento del LEE indica que en algunas regiones del país solo se atiende el 33% de los estudiantes de colegios oficiales.

Los lugares con menor cobertura son Valledupar, Bello, Apartado, Soledad y Soacha, en las cuales aproximadamente 1 de cada 3 estudiantes recibe alguna ración alimenticia por parte del PAE, en contraste con Boyacá, Ciénaga, Chía, Tuluá, Lorica, Jamundí, Sogamoso y Santander, en las que la cobertura del programa supera el 95% de los estudiantes matriculados, reportados en SIMAT.

Le puede interesar: Aplique a una de las becas para estudiar un pregrado, maestría o doctorado en Rusia

“Debe ser una prioridad identificar a los estudiantes que tuvieron problemas de cobertura o dejaron de recibir alimentación escolar durante la pandemia, y mitigar los posibles efectos del déficit alimenticio, en especial en aquellos de hogares vulnerables.” Afrima, Luz Karime Abadía, codirectora del LEE. 

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.