Cargando contenido

Miembros de colectivos estudiantiles manifestaron que líderes de diferentes ciudades también están recibiendo intimidaciones.

Durante este puente, en las redes sociales se viralizó la expresión de solidaridad para Alejandro Palacio, el estudiante amenazado de 20 años, quien estudia ciencias política y economía en la Universidad Nacional de Medellín y además es el presidente de la Asociación Colombiana de Representantes Estudiantiles de la Educación Superior.

Palacio entregó una declaración en su cuenta de Twitter, agradeciendo los mensajes de apoyo y respaldo, calificándolos como nobles por parte de los usuarios de la red social. Además aseguró que todo tipo de violencia hay que rechazarla y que el miedo no ganará.

Lea en deportes: ¡Partidazo! El Superclásico de la final terminó igualado

Pero éste no es el único caso, según denunció Jhean Karlo Acevedo (miembro de la Asociación Colombiana de Estudiantes Universitarios).

Este joven sostuvo que "las amenazas iniciaron estos días y no es el único estudiante involucrado lamentablemente en la situación, también es el caso de Carlos Andrés Gómez Flores, de la Universidad Tecnológica de Pereira; quien recibió amenazas en su contra y la de su familia. Es más, Alexis Collazos y Fabián Barrios también recibieron mensajes intimidantes en redes sociales".

El líder estudiantil describió la situación como triste y deplorable, pues está convencido de que no se le puede amedrentar a nadie por pensar diferente y presentar exigencias y formas de movilización que le molesten al Gobierno.

Aseguró que ya presentaron las respectivas denuncias en la Fiscalía y organismos internacionales de derechos humanos.

También denunció el incidente que se presentó con los encapuchados que tiraron 'papas bomba' a los estudiantes de la Universidad de Pamplona, y la presencia del CTI en la Universidad Distrital, sede de La Macarena en Bogotá.

Acevedo señaló que la integridad de los líderes amenazados es responsabilidad de la Presidencia de la República y espera que no pase de una intimidación.

Universidad Nacional rechazó amenazas contra líder estudiantil

En un comunicado, la Universidad Nacional sede Medellín, rechazó las amenazas de muerte en contra del representante estudiantil ante el Consejo Superior Universitario, Alejandro Palacio Restrepo, por parte de algunos encapuchados, durante la más reciente marcha y a través de llamadas telefónicas.

Lea acá: Alejandro Palacio, líder estudiantil denunciará amenazas de muerte ante la Fiscalía

"Nada, absolutamente nada, justifican la violencia ni las amenazas contra la vida o la integridad de las personas. A Alejandro, como a cada uno de los miembros de la comunidad U.N., debemos rodearle y garantizarle la libre expresión de sus ideas, no importa que las comparta o no. En ese sentido, le expresamos nuestra solidaridad y confiamos en que las autoridades garanticen su integridad", dice un fragmento del comunicado.

El documento fue firmado por el vicerrector de la Universidad Nacional, sede Medellín, Juan Camilo Restrepo Gutiérrez, quien señaló que la lucha por la defensa de la educación pública debe continuar "guiada por la fuerza de las ideas y el respeto a los semejantes".

Las directivas de la Universidad Nacional solicitaron a los estudiantes retornar a clases a partir del martes 13 de noviembre y hasta el 1 de marzo del 2019, para salvar las 17 semanas del segundo semestre académico de este año.

El paro comenzó el 11 de octubre, para exigirle al Gobierno recursos a la educación superior.

La institución advirtió que “ni el cese de actividades ni la instalación de campamentos se hacen sostenibles indefinidamente” y señaló que se “está agotando el tiempo” para retornar a clases. Aclaró que se debe continuar la discusión de la financiación de las universidades públicas, pero desde las aulas.

La  situación ha estado tan compleja en el último mes, que el vicerrector, Juan Camilo Restrepo, y la decana de la Facultad de Minas, Verónica Botero Fernández, fueron amenazados a través de llamadas de desconocidos.

Las oficinas administrativas fueron bloqueadas con sillas, mesas, cadenas y candados.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido