Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

En la cárcel La Picota de Bogotá se graduaron 91 reclusos de bachilleres
En la cárcel La Picota de Bogotá se graduaron 91 reclusos de bachilleres
Foto: Inpec

El Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec) informó este viernes que 91 personas privadas de la libertad de la cárcel La Picota de Bogotá se graduaron con éxito de bachillerato. 

Por medio de un convenio interinstitucional, celebrado entre el Inpec y la Secretaría de Educación Distrital, se realizó el proceso académico que se adelantó entre junio y noviembre de este año.

Lea además: Variante africana de covid en Bogotá: Gobierno y Distrito evalúan medidas ante eventual llegada

En las estructuras 1, 2 y 3 de la cárcel se hizo la convocatoria de los internos que se mostraron interesados en participar de la formación académica que se llevó a cabo, bajo la condición que los reclusos debían asistir cumplidamente a las clases y participar en ellas. 

Once docentes del Colegio Cristóbal Colón diseñaron horarios específicos para que los internos sin importar los delitos por los que están privados de su libertad, asistieran a las clases. 

A través de guías que estaban compuestas por material de pensamiento comunicativo, lógico-matemático, histórico y de competencias ciudadana acordes al plan y malla curricular que pertenecen a cada ciclo, se efectuó el proceso de formación.

Rubén Ángel Santana, recluso de 40 años, señaló que es muy importante para su vida haberse podido graduar de bachiller e indicó que su vida no se detiene por estar recluido en una cárcel como La Picota.  

“Llevo once años detenido, el consumo y la adicción me trajeron a este lugar en donde hoy estoy condenado a 16 años de prisión. Desde hace aproximadamente siete años dejé de consumir drogas y eso hace parte de mi proceso de resocialización que he vivido aquí, he hecho tres cursos básicos con el Sena y hoy recibo mi grado como Bachiller Académico", relató. 

Indicó que "en la cárcel he cambiado mi forma de pensar y de hacer las cosas, a través de diferentes cursos quiero demostrarle al juez que sí existe el cambio. Con el programa del Inpec ‘Delinquir No Paga’ he aprendido a valorar lo que tenía en la calle. Desde lo profundo de las rejas quiero trascender para mostrarle a la sociedad que en este lugar hay personas que somos útiles si nos dan una oportunidad, estoy a 28 meses de recuperar mi libertad”, aseguró. 

Vea también: Violador en serie es buscado por cielo y tierra en el Tolima; es acusado de abusar de 18 mujeres

En una ceremonia emotiva con toga y birrete se graduaron 91 hombres privados de la libertad, como nuevos bachilleres de Colombia, quienes estudiaron con esfuerzo y que quieren demostrar que desde las rejas es posible cambiar. 

Se espera que esta oportunidad se continúe replicando con internos de otras cárceles del país, que también quieren poder continuar aprendiendo y formándose académica y profesionalmente. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.