Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

El déficit financiero que ahoga a la Universidad Nacional de Colombia es de 60.000 millones de pesos, según manifestó la rectora de dicha institución, Dolly Montoya Castaño, quien además aclaró que no será necesario incrementar el costo de la matrícula para subsanar el déficit.

“Elevar el costo de las matrículas no es una opción para cubrir ese hueco, no sería mucho dinero el que le entraría a la Universidad y si podría perjudicar a la población más vulnerables del país, que es a quien debemos atender porque somos un canal de inclusión social”, afirmó la profesora.

Así mismo, aseguró que es necesario fortalecer la educación superior con una política de Estado que permita estabilizar el presupuesto de las universidades públicas.

La rectora explicó que el 85% de la población estudiantil de las universidades públicas pertenece a los estratos socioeconómicos más bajos, por lo que incrementar el valor de las matrículas sólo contribuiría a abrir más la brecha social.

Según cifras presentadas por la institución, el presupuesto no aumenta de manera estructural desde 1993, cuando el Estado financiaba cerca del 70% de los costos de funcionamiento de la universidad, que para hoy es del 55%. El porcentaje restante, lo cubre la institución con recursos propios, provenientes de proyectos de investigación, gestión de los profesores y administrativos, pero que, según la rectora, no se pueden destinar para cubrir el déficit.

“Yo no puedo tomar esos dineros que son para inversión y pasarlos a funcionamiento porque está prohibido por el Estado que los recursos destinados para una cosa, se vayan a otra y ese es el problema de fondo”, indicó Montoya.

Por ello, la institución pide modificar los artículos 86 y 87 de la ley 30, los cuales reglamentan la financiación pública, a fin de que las transferencias del Gobierno se incrementen mínimo 4 puntos porcentuales adicionales el IPC y se genere un aporte adicional correspondiente al 10% de lo girado en el año por el Ministerio de Educación Nacional, para el fortalecimiento de las instituciones estatales.

La planta profesoral de la Universidad está constituida por la mayor cantidad de maestros con doctorado del país, los que según la rectora, no reciben una remuneración equivalente a su nivel de estudios sino mucho más baja, razón por la que tampoco está contemplado reducir sus salarios.

Finalmente, la profesora Montoya comentó que es necesario buscar nuevas estrategias de financiamiento para el Programa ‘Ser Pilo Paga’ que no contribuyan a desfinanciar la educación pública y mostró su disposición para colaborar en el rediseño del programa, de forma que pueda ampliarse la cobertura educativa a nivel nacional.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.