Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

El ABC del proyecto para reglamentar la eutanasia

El proyecto de ley que busca reglamentar la práctica de la eutanasia en Colombia promete revivir una fuerte polémica en el Congreso y abrir el debate sobre la opción que tienen los ciudadanos de morir dignamente.

La iniciativa consta de 5 puntos principalmente:

1. Se establece que la única persona autorizada para practicar un procedimiento eutanásico o de suicidio asistido a un paciente, será un profesional de la medicina, es decir, el médico tratante.

2. Ese médico estará exonerado de cualquier sanción penal por incurrir en esta práctica cuando haya sido autorizado previamente por su paciente.

Para estos efectos, el proyecto plantea unas modificaciones al Código Penal así:

El artículo 106 del Código Penal quedará así: Artículo 106. Homicidio por piedad. El que matare a otro por piedad, para poner fin a intensos sufrimientos provenientes de lesión corporal o enfermedad grave e incurable, incurrirá en prisión de uno (1) a tres (3) años.

Cuando el médico tratante cuente con el consentimiento libre e informado del paciente, y haya respetado el procedimiento de cuidado debido, exigido por la ley que regula la terminación de la vida de una forma digna y humana y la asistencia al suicidio, no será objeto de sanción penal alguna.

El artículo 107 del Código Penal quedará así: Artículo 107. Inducción o ayuda al suicidio. El que eficazmente induzca a otro al suicidio, o le preste una ayuda efectiva para su realización, incurrirá en prisión de dos (2) a seis (6) años.

Cuando la inducción o ayuda esté dirigida a poner fin a intensos sufrimientos provenientes de lesión corporal o enfermedad grave e incurable, se incurrirá en prisión de uno (1) a dos (2) años.

Cuando sea el médico tratante quien provea los medios necesarios para la realización del suicidio y cuente con el consentimiento libre e informado del paciente, y además haya respetado el procedimiento de cuidado debido, exigido por la ley que regula la terminación de la vida de una forma digna y humana y la asistencia al suicidio, no será objeto de sanción penal alguna.

3. La familia o el médico tratante tendrá la facultad de decidir sobre la vida de un enfermo terminal, siempre y cuanto el paciente esté en completa situación de inconsciencia.

La iniciativa plantea textualmente lo siguiente: "En todos los demás casos en que el paciente se encuentre inconsciente y no pueda expresar su voluntad por escrito, ni por ningún otro medio, sus familiares en primera instancia, siguiendo los rigurosos criterios de parentesco por consanguinidad establecidos por el artículo 35 y siguientes del Código Civil podrán pedir al médico tratante la terminación de la vida de una forma digna y humana, siempre y cuando se cumplan los requisitos establecidos en los numerales 1, 2 y 3 del presente artículo".

En el caso de que el paciente no tenga familia, será el mismo médico tratante, previa consulta a un médico especialista, quien elaborará la petición.

4. Toda solicitud de eutanasia se hará por escrito y deberá autenticarse en una Notaría.

"Toda solicitud de terminación de la vida en una forma digna y humana o de asistencia al suicidio, deberá hacerse por escrito, siempre que sea posible, personalmente por el paciente. En los demás casos en que el paciente no pueda expresar su voluntad, se seguirán las disposiciones del artículo 5°.

La solicitud deberá ser diligenciada y firmada por el paciente y al menos dos testigos que en presencia del mismo, atestigüen de buena fe que el paciente está actuando voluntariamente, es plenamente capaz y no está siendo conminado por otras personas a firmar la petición de terminación de la vida.

El documento firmado deberá ser llevado ante Notario quien dará fe de la autenticidad de la firma de los testigos
".

5. Se creará un organismo denominado Comisión Nacional de Evaluación y Control Posterior de Procedimientos Eutanásicos y Suicidio Asistido, que llevará un registro de los casos que se practiquen en Colombia.