Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Béla Lugosi
Béla Lugosi
Foto: Captura de pantalla

El mito sobre los hombres que se alimentan de la sangre de otras personas surgió en Europa oriental entre los siglos XVII y XVIII, cuando comenzaron a surgir historias de la localización de cadáveres intactos, con rastros de sangre en sus bocas.  

Los habitantes de las zonas donde se encontraban dichos muertos aseguraban que, al caer la noche, los occisos salían de sus tumbas para alimentarse de los vivos succionando su sangre. Pero a esta leyenda también se le añade que, aquellos que iban a ser atacados por los que hoy se conocen como vampiros, podían defenderse clavándoles una estaca de madera en el corazón, decapitándolos o quemándolos.  

Lea también: Sony Pictures producirá última serie de Fernando Gaitán

En 1656 se registró oficialmente el primer vampiro. Se trató del croata Jure Grando, un campesino que, según sus familiares, salía de su tumba en las tinieblas buscando saciar su sed de sangre. Según la historia, este hombre aterrorizó a todos en su pueblo aproximadamente durante 16 años, hasta que nueve hombres lo decapitaron con un hacha y lo enterraron de nuevo.  

Ante todos estos relatos, varios escritores intentaron crear cuentos teniendo como protagonistas a esta especie de monstruos. Pero fue el irlandés, Abraham Stoker, quien logró perpetuarse en la historia con su magistral narración.  

Después de estar siete años escribiendo su novela a la que llamó ‘Drácula’, Stoker lanzó su primera edición entre mayo y junio de 1897 con una tirada de tres mil ejemplares. La crítica no fue muy positiva para este libro, lo que no le generó grandes beneficios al escritor, quien por cierto falleció en medio de la pobreza.  

Aunque Abraham, mejor conocido como Bram, no tuvo la oportunidad de disfrutar de lo que sería su éxito décadas después, hoy en día es considerado una obra maestra.  

‘Drácula’ esta escrita de manera epistolar, es decir, predomina su narración mediante cartas que ha sido enviadAa por un emisor y está siendo leída por un receptor. El relato inicia cuando Jonathan Harker y su prometida Wilhemina Murray viajan hasta los Montes Cárpatos de Transilvania para cerrar unas ventas con el conde Drácula. Desde allí comienzan a desarrollarse una serie de acontecimientos que ponen en evidencia la verdadera naturaleza del conde.  

En diálogo con ‘La Tertulia’ de RCN Radio, el periodista e historiador rumano, Stelian Tanase, explicó que, aunque esta fascinante historia fue desarrollada en el ambiente de la región histórica de Rumania, Transilvania, para los rumanos no es de gran importancia. “El pueblo rumano no siente interés por este mito. Simplemente no les gusta esta historia”.  

Al consultarle si para ellos Stoker era de interés y reconocimiento, el historiador aseguró que no. “En Rumania tampoco hay interés por saber quién fue Bram Stoker. Él es más conocido y valorado en Estados Unidos que aquí. Increíblemente, ni su familia siente interés por contar su historia”, comentó Tanase.  

Le puede interesar: Revelan el misterio sobre el título en español de las películas en inglés

En cuanto a las películas que se han realizado de este mítico personaje, el experto manifestó que para él las que mejor se adaptan a lo que Bram quería contar es la dirigida en 1931 por Tod Browning y protagonizada por Béla Lugosi. También apoyo ‘The Fearless Vampire Killers’,  dirigida por Roman Polanski en 1967, así como la creada por Coppola y protagonizada por el ganador del Óscar, Gary Oldman. 

Drácula es, junto con Sherlock Holmes, es el personaje más adaptado a la pantalla grande. Se estima que se han rodado más de doscientos films sobre el famoso conde. 

En locales¿Qué edad tienen los veteranos del fútbol de la Liga Águila?

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Good night #Dracula #1992 #francisfordcoppola #bramstoker #garyoldman

Una publicación compartida por Xavier Franceschi (@xaviereternoinfelice) el 4 de Feb de 2019 a las 4:02 PST

Audio

0:27 5:25
Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.