Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Estefanía y su nueva mano, un motivo más para sonreír

En el país hay más de dos millones seiscientas mil personas en condición de discapacidad, María Estefania Torres Martínez hace parte de este grupo. La niña tiene tres años y nació sin su mano derecha, sin embargo, según su madre, Lina Martínez, desde hace quince días la vida de la menor cambió gracias a la prótesis que recibió.

"En estos momentos la niña está en una etapa en la que quiere coger todo, cosa que antes no podía hacer, ella me dice mira mami como agarro las cosas, me muestra feliz con su manita como toma sus juguetes, sus cuadernos, como se viste (…) siempre manejó su mano izquierda a la perfección y ahora vemos como todo se complementa con su otra manito" aseguró Lina Martínez.

Estefanía hace parte de un programa liderado por un profesional de la Universidad Nacional, en donde de manera gratuita se le entrega a los menores que nacieron sin alguna de sus extremidades superiores o que las perdieron en hechos violentos, la oportunidad de desarrollar por completo sus capacidades físicas, a través de una prótesis diseñada de manera específica para cada caso.

Los padres de Estefanía destacan que desde que nació la menor, intentaron buscar la forma de tener la prótesis para la niña, sin embargo, los altos costos y la poca oferta que hay hoy en día fueron la principal dificultad, por eso valoran que en menos de dos meses su hija por fin haya encontrado la solución que ellos durante tanto tiempo estuvieron buscando.

Lina destacó que su hija siempre ha estado muy dispuesta en todo este proceso "desde que la niña supo que iba a tener su manita siempre estuvo muy colaboradora, muy juiciosa ayudaba durante las pruebas que duraron cerca de un mes, su mano está hecha a su medida, todo fue muy rápido, de hecho el ingeniero que nos dio la prótesis destacó que a pesar de su corta edad, Estefania siempre dio un gran ejemplo".

Estefanía vive en Puente Nacional, Santander, asiste al jardín desde que tiene 2 años, según su madre, la niña nunca había extrañado su manito teniendo en cuenta que nació sin ella, pues aseguró que la menor siempre ha sido muy independiente en sus actividades diarias, sin embargo, se encontraba con algunas dificultades.

Lina Martínez afirmó que los amiguitos de colegio de su hija nunca la rechazaron, para ellos era normal ver a Estefanía sin su mano derecha, aunque destacó que el proceso para ellos comenzó cuando se enteraron de que la niña iba a tener su nueva mano, la profesora habló con ellos para que los niños asimilaran la situación.

Estefanía utiliza su mano cuatro horas al día, dos en la mañana y dos en horas de la tarde, su madre aseguró que en este momento la niña se encuentra en un periodo de terapias para que coja fuerza en su muñeca y de esta manera pueda utilizar la prótesis de manera correcta; se espera que en un tiempo de tres meses la menor utilice su mano de manera permanente.

Para Lina, la vida de su hija ya es otra, aseguró que "algo muy positivo es que la niña ya no me pregunta por qué nació sin su manito, tampoco se cuestiona sobre si en un futuro va a tener una, con la prótesis, todas estas preguntas se disiparon de manera instantánea".

Como Estefanía, actualmente se encuentran otros cinco niños en proceso de adaptación de sus nuevas prótesis elaboradas con tecnología de impresión en tercera dimensión. Lina destacó que con esta labor se les da a los menores una oportunidad muy grande para desarrollar sus capacidades, resaltando que cada mano o extermidad se hace "a la medida de sus sueños".