Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Hasta un 40% de colombianas tendrían limitaciones para tener relaciones sexuales, según sexólogo

Fernando Rosero, Sexólogo de la Clínica Marly en Bogotá y miembro del Instituto Iberoamericano de Sexología reportó que en las consultas, desde un 6% hasta un 40% de las mujeres con vida sexual activa, acude por Vaginismo, una disfunción sexual asociada a causas psicológicas.

El vaginismo es catalogado como una disfunción sexual femenina y consiste en una contracción involuntaria de los músculos del tercio externo de la vagina que impide la penetración.

Entre tanto, José Manuel González, ex presidente de la Sociedad Colombiana de Sexología indicó que en una de cada cinco mujeres que consultan, tienen este problema cada vez más frecuente.

Esta disfunción sexual femenina, cuenta Rosero, se clasifica en tres estados:

Severa: Las mujeres que consultan porque se les imposibilita la penetración. Llamada por los expertos “matrimonios no consumados”.

Moderada: Las mujeres refieren en las consultas que tienen una penetración parcial. Existe dolor y limitaciones.

Leve: Hay penetración, pero siempre va a existir dolor.

Causas y tratamiento del Vaginismo

Las causas del vaginismo están catalogadas en psicológicas y patológicas. La primera tiene una incidencia del 80%, mientras que la segunda un 20%.

Los factores psicológicos están asociados a la educación, por lo general estricta que tiene que ver con lo religioso; donde catalogan el sexo como pecaminoso y malo. Esto produce en las mujeres miedos, temores. Hay otro tipo de pacientes que tienen miedo excesivo al embarazo, a enfermedades de transmisión sexual o han tenido algún evento traumático relacionado con la sexualidad”, indicó.

El tratamiento que, por lo general, realizan los sexólogos es primero educar a la mujer sobre la función de la vagina y el papel de la relación sexual en las parejas.

Luego de esto, se realiza una terapia de sensibilización, utilizando dilatadores, para mostrarle a la paciente que las relaciones sexuales no producen daños.

Rosero afirmó finalmente que estos problemas se presentan, en la mayoría, por el no empoderamiento de la mujer en las relaciones.

Es por esto, que la excitación antes de iniciar la penetración, es sin duda, un factor determinante para activar una relación sexual placentera.