Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Dientes de leche
Dientes de leche
Ingimage

La especie humana se ha venido transformando y con el paso del tiempo mostrando una evolución, especialmente cultural, la cual ha marcado el curso de los años en la sociedad.

Sin embargo, un reciente estudio ha evidenciado que esta transformación no es solo cultural sino morfológica. Además, los investigadores advierten que la raza humana está evolucionando más rápido.

Lea aquí: Profesor envió video porno a grupo de WhatsApp por error y no supo borrarlo

Se trata de un grupo de científicos australianos que detectó que los nacimientos de los últimos años evidencian una microevolución con cambios morfológicos como mayor cantidad de huesos y ausencia de muelas cordales, o más conocidas como "muelas del juicio".

Sobre esta evolución la doctora Teghan Lucas, de la Universidad Flinders en Adelaide, señaló que las aras también se están volviendo mucho más cortas.

La experta explicó que esta fisonomía se debe a que los humanos están naciendo con las mandíbulas más pequeñas y por ende con menos espacio para nacimiento de dientes.

Además, en los resultados del estudio, publicado en Journal of Anatomy, se habla sobre el desarrollo de los humanos en aprender digerir los alimentos sin necesidad de usar las últimas muelas, que suelen nacer en la adolescencia y que en su gran mayoría son extraídas por distintos problemas

Este cambio en la mandíbula de la raza humana, algunos expertos lo asimilan como resultado de la alimentación que es cada vez más basada en alimentos procesados.

Le puede interesar: Personas con tipo de sangre O tendrían más protección al covid-19

En cuanto al mayor número de huesos, los investigadores encontraron que las personas están naciendo con huesos adicionales en extremidades y "conexiones anormales de dos o más huesos en los pies".

Otro hallazgo del estudio encontró "un aumento significativo en la prevalencia de la arteria mediana", a cual es el vaso principal que suministra sangre al antebrazo y la mano, y se forma mientras el bebé crece en el útero; sin embargo, esta desaparece a medida que avanza la gestación y es reemplazada por las arterias radial y cubital.

Pero los investigadores han advertido que "un número creciente de casos lo retiene, por lo que una persona puede tener las tres arterias".

por último, insistieron en que “esta tendencia evolutiva continuará en los nacidos dentro de 80 años, y la arteria mediana se volverá común en el antebrazo humano”.

Fuente

LA FM

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.