Cargando contenido

Cormagdalena notificó a Ecopetrol para tomar medidas inmediatas.

Río Magdalena
Foto: Colprensa - Álvaro Tavera

La Corporación Autónoma Regional del Río Magdalena activó los protocolos de emergencia para evitar una posible le contaminación de este afluente, tras la contaminación hídrica que se ha producido en Boyacá y Santander por el derrame de crudo en el pozo La Lizama.

Alfredo Varela, director de Cormagdalena, acompañó hoy lunes a delegados del Ministerio de Medio Ambiente a dos visitas de inspección de los 18 puntos de control instalados por Ecopetrol y 68 barricadas donde se evidenció que se ha retenido gran parte de la contaminación.

“Lamentamos la situación y hemos notificado a Ecopetrol sobre la importancia de tomar las medidas contingentes necesarias para evitar a todo lugar que la contaminación llegue al Río Magdalena, dado que el río es fuente de vida y abastecimiento de agua para múltiples poblaciones asentadas a lo largo de sus riberas”, dijo el funcionario.

Cormagdalena lamentó la pérdida del recurso hidrobiológico y las repercusiones económicas para las 11 asociaciones de pescadores que trabajan en los puertos pesqueros más afectados de esta región del Magdalena Medio, tales como La Playa, La Cascajera, San Luis de Río Sucio, Puerto Cayumba, Puente Sogamoso, El Pedral y la zona de La Lucha.

“De acuerdo a las inspecciones realizadas en la desembocadura del Río Sogamoso, en el Río Magdalena no se evidencian trazas de hidrocarburos sobre la principal fuente hídrica del país, informó el Director de Cormagdalena.

Esta entidad manifestó que pese a que por el momento no hay amenaza directa sobre el río Magdalena, mantendrán los trabajos de monitoreo junto al Ministerio de Ambiente y Ecopetrol, la Autoridad de Licencias de Ambientales y Ecopetrol, con el fin de minimizar cualquier eventualidad que se pueda presentar. 

Encuentre más contenidos

Fin del contenido