A su vez, la Procuraduría citó a Ecopetrol para llegar a un acuerdo sobre la crisis ambiental que se presenta en Barrancabermeja.

Derrame de crudo
Emergencia ambiental por derrame de crudo en Santander.
Foto: RCN Radio

Con el fin de exigirle a Ecopetrol que adopte medidas inmediatas de control y manejo ambiental en el plan de contingencia aplicado en el corregimiento La Fortuna, cerca de Barrancabermeja, en donde hay una grave contaminación por emanación de crudo, la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) ordenó una indagación preliminar contra Ecopetrol.

La directora de la entidad, Claudia González, explicó que las medidas de manejo buscan que haya una recolección más eficiente y el incremento de equipos para controlar la fuente de la contingencia, con el fin de que no aumente la contaminación de los cuerpos de agua.

La funcionaria indicó que Ecopetrol reportó que hasta el momento han sido recuperados 24 mil barriles de crudo en la zona aledaña a La Fortuna, donde se presenta el vertimiento de crudo.

La funcionaria confirmó que el vertimiento ya fue controlado por Ecopetrol.

La ANLA además estableció requerir a la Corporación Autónoma Regional de Santander para que allegue a la indagación preliminar todos los soportes, documentos e informes técnicos de la visita de inspección ocular por vertimiento de hidrocarburo sobre la quebrada La Lizama, Caño Muerto y río Sogamoso.

La directora de la ANLA aseguró además que se hicieron varias solicitudes a Ecopetrol, con el fin de conocer en detalle las gestiones adelantadas sobre la contaminación. De igual forma, un diagnóstico de integralidad de varios pozos que están en el valle del Magdalena Medio.

Además se ordenó establecer una caracterización físico química del crudo, el agua y los sedimentos involucrados para verificar si provienen o no del campo Lizama.

Asimismo se le solicitó a Ecopetrol que aumente la capacidad de bombeo hacia los elementos utilizados para la evacuación de fluido desde el punto del afloramiento, hacia la estación central de Lizama.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido