El proceso en curso se da porque la petrolera estatal no activó ni ejecutó un plan de contingencia por las afectaciones al ecosistema.

Derrame de Petróleo en Santander
Dicha emergencia ambiental ha generado la muerte de peces, babillas, entre otros animales.
Foto:_ archivo Colprensa

La Agencia Nacional de Licencias Ambientales (Anla) ya inició una investigación de carácter sancionatorio contra Ecopetrol, por la emergencia ambiental que originó la fuga de petróleo y gas en el pozo Lizama 158, en zona rural de Barrancabermeja (Santander).

Según el organismo, la sanción que se repara contra la estatal petrolera se da porque la compañía no informó “oportunamente” sobre sus planes de contingencia y por las afectaciones que generó el derrame de crudo en los recursos naturales.

En el primero de los puntos, la Anla señala que el proceso sancionatorio que está en curso se da por “(Ecopetrol) no haber activado el plan de contingencia, ni ejecutado y controlado la emergencia conforme a la real magnitud del evento del 2 de marzo de 2018 en el predio ‘Palmas de Colombia’, ubicado en el corregimiento La Fortuna, del mismo municipio de Barrancabermeja”.

El organismo también analiza una posible responsabilidad de Ecopetrol por "no haber informado en oportunidad las circunstancias que agravaron las condiciones iniciales de la contingencia reportada y que demostraban la real magnitud del evento ocurrido. Haber comunicado como controlada la situación el día 3 de marzo de 2018, obstaculizando la actividad de seguimiento por parte de la ANLA".

Previamente, El ministro de Ambiente, Luis Gilberto Murillo, le pidió a la Fiscalía General de la Nación que adelante una investigación penal por la emergencia ambiental que se desencadenó tras el vertimiento de crudo y gas en zona rural de Barrancabermeja, en Santander.

El funcionario también elevó esta petición la Procuraduría General para que el Ministerio Público acompañe el proceso investigativo pese a que este organismo le pidió a la Anla (Autoridad Nacional de Licencias Ambientales), que ordenara a Ecopetrol suspender las operaciones de hidrocarburos en la zona de la emergencia ambiental.

"Elevamos solicitud a @PGN_COL @fcarrilloflorez y a @FiscaliaCol #NéstorHMartínez para que acompañen las investigaciones que ha iniciado la @ANLA_Col por el afloramiento de crudo en el pozo Lizama 158 que ha afectado al ambiente y comunidades", escribió Murillo en su cuenta de Twitter.

Ecopetrol obstaculizó: Anla

Las consideraciones de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales para sancionar a Ecooetrol van más allá: asegura que la compañía no solo no informó a tiempo de la emergencia sino que –incluso- obstaculizó labores de seguimiento.

“Si bien la empresa informó el evento de contingencia ocurrido el día 2 de marzo del 2018 en el predio Palmas de Colombia (…) al parecer la empresa no informó en oportunidad la real magnitud de la contingencia ocurrida”, precisa el informe de la Anla.

Y advierte: “Obstaculizó la actividad de seguimiento por parte de esta Autoridad, impidiendo el ejercicio de las funciones de visita y seguimiento del evento en tiempo real”.

Para la Anla, las actuaciones de Ecopetrol afectaron los cuerpos de agua de la quebrada La Lizama y Caño La muerte, pero también una extensa área de 20 kilómetros en el río Sogamoso.

Reportó además la afectación del suelo en el área afectada por el derrame de crudo, además de “generar  la muerte y afectación de individuos de diferentes especies y grupos taxonómicos de fauna y flora”.

La entidad advirtió que remitirá “a la Procuraduría Delegada para Asuntos Ambientales y Agrarios, a la Gobernación de Santander, al municipio de Barrancabermeja y a la Corporación Autónoma Regional de Santander, CAS” la investigación y la decisión que tome en este caso.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido