Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

limorales
El lugar de la emergencia se registró en el sector de Crespo.
Cortesía.

El aumento del nivel del mar afectará a las costas y a las sociedades humanas de manera "compleja e impredecible", según un equipo de investigadores que ha analizado la evolución de una isla británica, en los últimos 12.000 años, periodo en el que pasó de ser una isla a generar un centenar de pequeños islotes.

Para hacer el estudio, los investigadores reconstruyeron el aumento gradual del nivel del mar y los cambios costeros y poblacionales de las islas de Scilly, al sudoeste del Reino Unido, y descubrieron que éstas emanaron de una sola isla que en los últimos 1.000 años se fue anegando hasta convertirse en 140 islas más pequeñas.

Puede leer: Más de mil personas fueron sorprendidas haciendo turismo en el páramo de Sumapaz

La investigación, publicada este miércoles en la revista Science Advances, sugiere que hace entre 5.000 y 4.000 años, esa tierra se sumergió rápidamente pero que las personas optaron por adaptarse, en lugar de abandonar el nuevo paisaje.

Pero los autores del estudio, dirigido por la Universidad de Exeter en asociación con la Unidad Arqueológica de Cornualles, la Universidad de Cardiff y otros 14 institutos, pronostican que los efectos del rápido ascenso del nivel del mar actual provocado por la crisis climática no serán "tan simples" como en épocas pasadas.

Para hacer el estudio, los investigadores trazaron la curva del nivel del mar en los últimos 12.000 años en las islas Scilly y la contrastaron con reconstrucciones del paisaje, de la vegetación y de las poblaciones humanas recreadas a partir de restos arqueológicos y datos sobre el polen y el carbón vegetal.

La nueva investigación, además, amplió y mejoró los datos recogidos por el Proyecto Lyonesse (2009 a 2013), un estudio del entorno costero y marino histórico de las Islas Scilly.

Los autores del nuevo estudio sugieren que hace unos 4.000 años (en la Edad del Bronce), esa tierra se sumergió rápidamente.

La zona tenía una población permanente que, en lugar de abandonar las islas, optó por una "significativa aceleración de la actividad" cuyas razones no están claras, pero una posibilidad es que los nuevos mares poco profundos y las zonas de mareas ofrecían oportunidades para la pesca, la recolección de mariscos y la caza de aves silvestres, según el estudio.

Y aunque este período de rápida pérdida de tierras se produjo en un momento de aumento relativamente lento del nivel del mar, el hundimiento de muchas zonas de la isla se vio favorecido porque, en ese momento, las tierras de Scilly eran bastante llanas y fácilmente sumergibles por el mar.

Lea también: Naomi, la nieta influenciadora de Joe Biden que fue protagonista en las elecciones EE.UU.

De acuerdo con el estudio, hace entre 5.000 y 4.000 años, la tierra desaparecía a un ritmo de 10.000 m2 por año (el equivalente a un campo de fútbol y medio), pero esas tierras anegadas se convirtieron en hábitats marinos capaces de soportar poblaciones costeras.

Para Charlie Johns, investigador de la Unidad Arqueológica de Cornualles y codirector del Proyecto Lyonesse, "esta nueva investigación confirma que en el período inmediatamente anterior a hace 4.000 años se produjo una de las pérdidas de tierra más importantes en cualquier momento de la historia de Scilly".

"La tasa actual de aumento medio del nivel del mar a nivel mundial (alrededor de 3,6 mm por año) ya es mucho mayor que la tasa local en las Islas Scilly (1 a 2 mm por año) que causó una amplia reorganización costera entre 5.000 y 4.000 años atrás", apunta Johns.

En el futuro, "lo más seguro es que las perspectivas sociales y culturales de las poblaciones costeras serán fundamentales para responder con éxito al futuro cambio climático", concluye.

Por lo menos 100 científicos han indicado que el cambio climático podría aumentar a 1.5 grados la temperatura para la próxima década, de seguir con el modelo actual de la economía. 

Fuente

EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.