Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

En el último año, la deforestación aumentó en un 23% en el país.
En el último año, la deforestación aumentó en un 23% en el país.
Colprensa. (Imagen referencial).

El departamento de Norte de Santander se ubica como el principal núcleo de deforestación. Así lo indica un informe que tomó como referencia los meses de enero a septiembre de 2019. El reporte fue hecho por el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam).

"El principal núcleo del trimestre nuevamente se encuentra en el departamento de Norte de Santander, en los municipios de Tibú y Sardinata", reporta el Ideam en el boletín número 20, que reseña la deforestación en el lapso de julio a septiembre de 2019.

Desde enero, la entidad informa que la tendencia de deforestación se ubica en ese departamento y desplaza a la Amazonia, región que ha venido disminuyendo en hectáreas deforestadas para este año. 

Le puede interesar: Disminuyó la deforestación en la Amazonia en los primeros meses de 2019

El Ideam sostiene que las principales veredas afectadas en Tibú son Área libre, Versalles, el Retiro, Chiquinquirá, Caño Trece, Nuevo Sol, la Esmeralda y las Delicias y las veredas El guamo, Remolino, Campo Lajas y Miraflores en el vecino municipio de Sardinata.

Parte de este núcleo de deforestación se encuentra localizado en la parte suroriental del Parque Nacional Natural Catatumbo Bari. Como ejes principales de la deforestación se identifican los ríos Catatumbo y Tibú. De igual forma, los resguardos indígenas Motilón-Bari y Gabarra-Catalaura están parcialmente afectados. 

Cabe recordar que la deforestación aumentó en 2018 en comparación con 2017, y alcanzó las 280.000 hectáreas, principalmente en los departamentos de la región amazónica. Sin embargo, según la información parcial de los últimos cuatro boletines del Ideam para el 2019, hay una deforestación creciente en el Catatumbo.

Las causas 

Según el Ideam, la deforestación en el Catatumbo está asociada principalmente con grupos armados ilegales que promueven actividades ilícitas que afectan los bosques de la zona.

Lea también:  2019, año trágico para líderes y defensores de derechos humanos en Colombia

"Este factor, y el costo de oportunidad de los cultivos de uso ilícito frente a otras actividades, continúa fomentando el establecimiento y la expansión de la coca en la región. La ampliación de la frontera agropecuaria, desarrollada en diferentes escalas, también continúa presionando los bosques en el núcleo", indicó. 

Finalmente, el Ideam advierte que la extracción ilícita de madera, con fines productivos (establecimiento de cultivos
e infraestructura de las minas para la extracción de carbón), se mantiene como una causa de deforestación relevante en la zona.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.