Cargando contenido

Busca fomentar el desarrollo de las zonas de posconflicto.

Cambio Climático.
Cambio Climático.
AFP

El Gobierno puso en marcha tres convenios de cooperación internacional en temas medioambientales con los que busca fortalecer su "capacidad adaptativa al cambio climático", fomentar el desarrollo de las zonas de posconflicto y evitar la deforestación.

A través de un comunicado el Ministerio de Ambiente citó al presidente, Juan Manuel Santos, quien expresó que "los países que han sido donantes han sido fundamentales en todos estos proyectos, nuestro compromiso con el medioambiente lo hemos demostrado con hechos".

La primera de las iniciativas, financiada por Adaptation Fund e implementada por el Programa Mundial de Alimentos, tiene como objetivo fortalecer la capacidad de adaptación del país al cambio climático a través de la seguridad alimentaria y "acciones nutricionales" en comunidades indígenas y afro de la frontera con Ecuador.

Con este proyecto se espera que resulten beneficiadas 19.000 personas de 120 comunidades y se recuperen 3.000 hectáreas de bosques y 2.000 de manglares amenazadas por el cambio climático.

Será ejecutado en 915 mil hectáreas en la provincia ecuatoriana de Esmeraldas y en el departamento de Nariño.

"Por su ubicación geográfica, Colombia y Ecuador enfrentan una serie de retos comunes. Por esta razón los dos países han establecido una agenda de trabajo conjunta en donde se abordan temas relacionados con la gestión ambiental en los territorios de la zona fronteriza", dijo el ministro de Ambiente, Luis Gilberto Murillo.

El segundo proyecto es el de Ordenamiento Territorial Orientado al Medio Ambiente en la Zonas Afectadas por el Conflicto (AmPaz), con el que se espera fomentar el desarrollo en regiones de posconflicto en el sur de Colombia a través de un uso sostenible de los recursos forestales y la biodiversidad.

Esta iniciativa es financiada por el Ministerio Federal de Cooperación Económica y Desarrollo de Alemania e implementado por la Agencia de Cooperación al Desarrollo de Alemania.

"El inicio de estos dos proyectos es fundamental para el desarrollo sostenible de los territorios. Esta cooperación nos va a permitir desarrollar estas iniciativas que beneficiarán a las comunidades y al ambiente", agregó Murillo.

El último proyecto es el de la "GEF Amazonía Sostenible para la Paz", implementado por el PNUD y que pretende evitar la deforestación a través de prácticas sostenibles.

"Esperamos beneficiar a 4.000 personas directamente y alcanzar 80.000 hectáreas en producción sostenible y comercialización de productos de la biodiversidad", concluyó el jefe de la cartera de Ambiente. 

Fuente

Encuentre más contenidos

Fin del contenido