Cargando contenido

La producción de agua en los páramos colombianos, por ejemplo, dependen de la Amazonia.

Sequía en la Laguna de los Tunjos, Páramo de Sumapaz
Sequía en la Laguna de los Tunjos, Páramo de Sumapaz
RCN Radio

Hernán Trujillo, abogado ambientalista (Universidad Nacional de Colombia) y  economista ecológico (Universidad de la Salle) explicó las consecuencias que traen los incendios forestales de gran magnitud que se registran en estos momentos en la Amazonia brasileña, y que tienen en alerta a todo el planeta.

El abogado y economista ambiental advirtió de una de las consecuencias directas: esos incendios forestales en la Amazonia ponen en riesgo el abastecimiento de agua dulce en el mundo. 

"El ciclo del agua en la Amazonia depende de la evaporación y de la transpiración de los bosques que, a su vez, produce el régimen de lluvias porque las nubes son arrastradas a los Andes y en esa región nacen gran parte de los ríos de agua dulce del mundo". 

De interésIncendio en Amazonia: una de las peores devastaciones de la historia de la humanidad

Afirmó que la Amazonia está conectada en sus siete millones de kilómetros cuadrados "y no podría hablarse de ella sin que se conecte con el Atlántico y la zona Andina". 

Explica que "en el Atlántico se evapora el agua que a su vez, es arrastrada por corrientes de aire que favorecen los bosques húmedos tropicales que llegan a los Andes y allí nacen los ríos que nuevamente regresan a la Amazonia y desembocan en el Atlántico". 

"El ciclo del agua garantiza el líquido vital no solo para la Amazonia sino para los que habitamos en la zona Andina", reseñó. 

 la reducción de los bosques por los incendios en la Amazonia de Brasil ocasiona una reducción en esas corrientes de aire y de la transpiración de los bosques que favorecen el régimen de lluvias en zonas como Bogotá

Brasil registró entre enero y las tres primeras semanas de agosto 71.497 focos de incendio, el mayor número para el período en los últimos siete años, y poco más de la mitad de los cuales se reportaron en la Amazonía, la mayor selva tropical del mundo, según datos oficiales divulgados esta semana.

El número de focos de fuego en lo que va de este año es en un 83 % superior al del mismo período de 2018, según los datos divulgados por el estatal Instituto Nacional de Pesquisas Espaciales (INPE), que contabiliza los incendios con la ayuda de imágenes de satélite.

Colombia tiene 37 complejos de páramos que abastecen de agua en un 70 % a la población del país. El ciclo del agua en la Amazonia, según Trujillo, depende de la producción del líquido en esos ecosistemas Andinos.

Más enMás de 200 años tardará la recuperación del Amazonas en Brasil: Brigitte Baptiste

Según datos de WWF, la ONG internacional de medio ambiente, "los bosques tropicales y las regiones boscosas en la Amazonia (por ejemplo, sabanas) intercambian grandes cantidades de agua y energía con la atmósfera, y se cree que juegan un papel importante en el control de los climas locales y regionales". 

Así nace el agua en los páramos colombianos
En los páramos están los frailejones, que habitan por encima de los dos mil metros de altura, entre las montañas, cumpliendo su labor: iniciando la ruta que debe recorrer el agua. Este es el proceso del nacimiento del agua que llega hasta las llaves de las casas colombianas, producto del trabajo que también se realiza en la Amazonia.

Datos sobre la importancia de la Amazonia 

  • El bioma abarca el territorio de ocho países (Brasil, Bolivia, , Colombia, Ecuador, Guyana, Perú, Surinam y Venezuela),y un territorio de ultramar: la Guayana Francesa.
  • La Amazonía abarca el bosque tropical más grande del mundo.
  • Es hogar de al menos el 10% de la biodiversidad conocida.
  • Sus ríos representan entre el 15% y 16% de la descarga fluvial total a los océanos del mundo.

 

Deforestación en la Amazonia colombiana

Las cifras del Gobierno Nacional evidencian que en 2018, la deforestaron destruyó 197.159 hectáreas de bosques, de las cuales, el 70% ocurrió en la Amazonia. 

Los municipios de San Vicente del Caguán y La Macarena son los más deforestados, concentran cerca del 20 % de la pérdida de bosque de todo el país.

Fuente

Sistema Integrado de Información, con EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido